<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
La felicidad estuvo de carnaval
  • José Luis ChavarriagaLos saltimbanquis y los equilibristas pusieron a gozar al público en este evento que tuvo más de carnaval que de desfile de mitos. Allí se mostró la creatividad de los grupos culturales antioqueños y colombianos.
    José Luis Chavarriaga
    Los saltimbanquis y los equilibristas pusieron a gozar al público en este evento que tuvo más de carnaval que de desfile de mitos. Allí se mostró la creatividad de los grupos culturales antioqueños y colombianos.
  • Adultos y jóvenes desfilaron desde el Teatro Pablo Tobón hasta La Alpujarra.
    Adultos y jóvenes desfilaron desde el Teatro Pablo Tobón hasta La Alpujarra.
  • José Luis ChavarriagaÉl hace parte de la cuadrilla San Martín, del Meta, que llegó a Mitos y Leyendas con culebra y todo.
    José Luis Chavarriaga
    Él hace parte de la cuadrilla San Martín, del Meta, que llegó a Mitos y Leyendas con culebra y todo.
  • José Luis ChavarriagaPedro Rimales y Marta Pintuco bailaban y las supuestas niñas de la vida alegre danzaban alrededor. Fueron más las comparsas que los mitos, pero igual todo el mundo gozó.
    José Luis Chavarriaga
    Pedro Rimales y Marta Pintuco bailaban y las supuestas niñas de la vida alegre danzaban alrededor. Fueron más las comparsas que los mitos, pero igual todo el mundo gozó.
  • Pedro Rimales y Marta Pintuco bailaban y las supuestas niñas de la vida alegre danzaban alrededor. Fueron más las comparsas que los mitos, pero igual todo el mundo gozó.
    Pedro Rimales y Marta Pintuco bailaban y las supuestas niñas de la vida alegre danzaban alrededor. Fueron más las comparsas que los mitos, pero igual todo el mundo gozó.

  • Se lucieron las delegaciones de otros departamentos y otros carnavales.
  • Medellín salió a disfrutar del tradicional Desfile de Mitos y Leyendas.
  • Mitos modernos y antiguos tomaron parte en el desfile.
Por
Juan Carlos Mazo
Medellín

Carlos Guzmán no se pierde el Desfile de Mitos y Leyendas todos los 7 de diciembre desde hace cinco años y siempre goza como un chiquito.

Él, al lado de su esposa y de su pequeño hijo y de otros miles de medellinenses, cumplió la cita a este evento que es lo más parecido a cualquier carnaval en la ciudad.

Y de pronto al lado de las luces de La Playa comenzaron a salir duendes, brujas, bailarines, músicos y espantos, en una deliciosa juerga que el público no dejó de avivar.

A lado y lado de La Playa se reunían hasta ocho filas de personas, unas detrás de las otras, niños, ancianas, jóvenes, que no dejaban de mostrar su cara de alegría y de sorpresa cada que ante sus ojos se aparecía el cura que bendecía un entierro o la sirena que encanta a los hombres, o Pedro Rimales y Marta Pintuco, dos de los mitos recientes de la tradición paisa.

Los saltimbanquis jugaban con el público tirándole pelotas, mientras que los equilibristas hacían de las suyas en el monociclo y los zanqueros ejecutaban sus danzas y departían con el público.

El recorrido comenzó pasadas las 7:00 pm., desde el teatro Pablo Tobón Uribe, tomó toda La Playa y llegó hasta Carabobo, para desembocar luego a San Juan y terminar en La Alpujarra, donde los esperaba un tablado musical como para seguir la noche de tiro largo.

Entre tanto, más de uno se quedó mirando para el cielo a la espera de los juegos pirotécnicos que supuestamente estarían en la misma Alpujarra; sin embargo, finalmente su destino fue en La Ladera.

Pero en Mitos y Leyendas había demasiado colorido y demasiada música como para que alguien se aburriera.

Precisamente, entre las más de 40 comparsas que tomaron parte hubo dos que llamaron la atención, la de Barranquilla y la de los Llanos Orientales.

La primera llegó con todo el sabor de su carnaval, con los monocucos y las marimondas, con la flauta de millo y la cumbia, el chandé y el merecumbé.

Los segundos, la cuadrilla San Martín del Meta, desfilaron a caballo, como lo hacen los llaneros, pero vestidos de colonos españoles de la época de La Conquista y de indios y mestizos, como para simular aquel periodo de la historia.

Las bandas musicales también se lucieron con sus coreografías y sus música fuerte. Entre ellas estuvo la Gran Banda Medellín y la Banda Show Guardia Real de Antioquia. Con sus bailarinas y su música "caliente", pudieron a gozar a los miles de asistentes sentados en la calle y hasta montados en los árboles y las esculturas de La Playa.

Los macheteros con sus danzas del machete y Barrio Comparsa con su sabor caribeño también le dieron ese toque especial a una noche despejada, como lo ameritaba el Día de las Velitas.

Y como para seguir con mitos, también desfilaron unos mitos urbanos muy de moda, las prepago, pero eso sí, con el nombre de fufurufas, que iban detrás de la santurrona que, Biblia en mano, se echaba bendiciones, mientras que ellas paraban en cualquier parte del desfile a provocar a los inocentes hombres, como hicieron con Carlos Guzmán, al que por poco lo arrabatan de las manos de su esposa, mientras que todo el público lo alentaba para que se fuera con las "niñas" de la minifalda cortísima. Así, la alegría estuvo de carnavales en Mitos y Leyendas.