<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Las aves del mismo plumaje... vuelan juntas
  • Las aves del mismo plumaje... vuelan juntas

Las aves del mismo plumaje... vuelan juntasPor
Ramiro Valencia Cossio

Después de la Semana Mayor se inician en serio las campañas electorales para la escogencia de gobernadores, alcaldes y demás organismos colegiados regionales.

Se calientan las candidaturas. Las decisiones de la Corte Suprema de Justicia sobre la apertura de investigaciones a parlamentarios paisas y la expectativa sobre el debate del martes próximo en el Congreso, las recalientan aún más.

Sin duda todo ello influirá en la política de la región. Pues no puede ser que los grupos y partidos, sus jefes y dirigentes, digan ahora que "todo sucedió a sus espaldas". No pueden escurrir el bulto, ni pasar sin romperse ni mancharse.

No señor. Las votaciones con umbrales, cocientes y residuos se dieron con votos narcoparamilitares y la sociedad tiene que sancionar eso.

Si no es así, nunca erradicaremos las costumbres corruptas y las alianzas con delincuentes y grupos al margen de la ley.

Por esto mismo, los electores debemos mirar con "lupa" la hoja de vida, la trayectoria, las alianzas, los contubernios, los padrinazgos y los compadrazgos que tengan los candidatos.

"Por sus frutos los conoceréis", decía el Señor a sus discípulos.

Miremos bien no sólo lo que han hecho quienes se presentan como candidatos a Alcaldía, Gobernación y cuerpos colegiados, sino sus intenciones.

Quien divida la ciudad entre buenos y malos, no puede tener buena intención y no puede dar buenos frutos.

Quien no incluya a todos los ciudadanos en su discurso y sus programas, no puede ser un candidato confiable.

Quien use el lenguaje populista para captar ingenuos, no es recto de intención.

Más. Hay una realidad que debemos tener en cuenta para definir nuestro voto.

De aquí en adelante se presentarán las alianzas y coaliciones.

¿Quién se casa con quién? Esta es la clave.

Mire muy bien quién acompaña al que busca su voto.

¿Está aliado con políticos corruptos? Pues ese acepta la corrupción.

¿Es amigo y lo acompañan los cuestionados ética y moralmente? Pues él también merece ese cuestionamiento.

Reflexionemos sobre cuántos de los militantes de los grupos de alianza han sido condenados por la justicia o los organismos de control o están siendo investigados por la Fiscalía o los jueces. Pues "quien entre la miel anda algo se le pega".

Tengamos el oído atento y el ojo despierto para que sepamos qué instrucciones vienen desde la "cárcel de Itagüí y por quiénes ordenan votar.

Desde ya se dice que hay candidatos con la bendición de Don Berna. ¿Será cierto?

Refresquemos la memoria para que recordemos padrinazgos y compadrazgos con personas "non sanctas", pues uno no puede escoger a su familia pero sí a sus amigos, ahijados y compadres.

En fin, observemos bien quién anda con quién porque con toda certeza, como lo dijo el Majarishi Majesh Yogui: "las aves del mismo plumaje... vuelan juntas".