<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Nadie responde llamado de Chávez
  • Nadie responde llamado de Chávez | Archivo | Mientras la coalición de partidos de la oposición en Venezuela criticó duramente al presidente Chávez por su estrecha relación con Muamar el Gadafi, la Asamblea General de la ONU expulsó ayer a Libia del Consejo de Derechos Humanos del organismo internacional por la represión de las protestas populares.
    Nadie responde llamado de Chávez | Archivo | Mientras la coalición de partidos de la oposición en Venezuela criticó duramente al presidente Chávez por su estrecha relación con Muamar el Gadafi, la Asamblea General de la ONU expulsó ayer a Libia del Consejo de Derechos Humanos del organismo internacional por la represión de las protestas populares.
Alfredo Meza | Publicado el 01 de marzo de 2011

La propuesta del mandatario venezolano, Hugo Chávez, de conformar una comisión de países amigos de Libia para mediar en las revueltas populares e impedir una eventual "invasión" de Estados Unidos, no tuvo impacto en la comunidad internacional.La razón es simple: los gobiernos de los distintos países tienen muy claro lo que ocurre en Libia y, con el pasar de las horas, ocupan todos sus esfuerzos en presionar de distintas maneras la pronta salida del coronel Muamar el Gadafi del poder.

La internacionalista Elsa Cardozo considera que Chávez hizo una petición tardía, toda vez que tras el inicio de las revueltas populares, Gadafi prometió que pelearía hasta la última gota de sangre. "No hay mediación posible. El mundo no acepta violaciones a los derechos humanos", explicó Cardozo.

Chávez, que durante 12 años de gobierno aprendió muy bien a moverse en el complejo mundo de las relaciones internacionales, esperó tener a mano todas las posiciones de los países de Europa y América.

Pero el pie para hablar del conflicto se lo dio Estados Unidos, país que anunció que desplazaría buques de guerra hacia posiciones próximas a las aguas territoriales libias.

Así las cosas, ¿la petición de Chávez podría ser vista como una forma de moverse hacia una zona gris en la cual no condene ni se solidariza con Gadafi?

El politólogo José Vicente Carrasquero opina que la propuesta de Chávez "busca tenderle un salvavidas a un amigo". Después de todo, y a pesar de sus desplantes, Chávez suele moverse guiado por los intereses de la real política.

Chávez rompió el silencio
Desde que se iniciaron las revueltas en Libia, Chávez había permanecido en un extraño y profundo silencio. Abandonó sus caudalosos discursos y se refugió en la brevedad de su cuenta en Twitter @chavezcandanga. "¡Viva Libia y su independencia! Gadafi enfrenta una guerra civil", exclamó.

Si se lee entre líneas la conducta del mandatario venezolano, es notoria la manera en que éste se cuidó de apoyar abiertamente a Gadafi.

En una intervención, Chávez sólo dijo que no tacharía de "asesino" al coronel libio y que "no le constaba" lo que estaba ocurriendo allá. Una idea que días antes había expresado el máximo dirigente de Cuba, Fidel Castro. Con sus expresiones, Chávez estuvo más cerca de oponerse a la actitud de Estados Unidos en el juego geopolítico, que a una defensa de Gadafi, uno de sus grandes amigos.

Chávez también ha sido cauto. Sólo se refirió a la situación de Libia cuando el canciller Nicolás Maduro asistió a una Asamblea Nacional. "Hay que analizar el conflicto libio con objetividad. Se están creando las condiciones para justificar una invasión a ese país y el objetivo central de la invasión es el de quitarle el petróleo a Libia", aseguró entonces Maduro.

"Han surgido gobiernos de Occidente a exigir explicaciones y castigos. ¿Por qué no exigen igualmente el castigo para quienes bombardean a inocentes todos los días en Irak o Afganistán? Son igual de asesinos", dijo.