<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
No hay amenaza, pero sí una alerta
  • Las autoridades de Medellín aseguran que la ciudad no tiene amenaza terrorista y que cuenta con planes para prevenir actos de esta índole.
    Las autoridades de Medellín aseguran que la ciudad no tiene amenaza terrorista y que cuenta con planes para prevenir actos de esta índole.

No hay amenaza, pero sí una alertaMedellín
El atentado perpetrado en Cali obligó a la Policía Nacional a ordenar el refuerzo de la seguridad de los comandos de la institución en todo el país, para prevenir actos terroristas.

Consultado sobre si Medellín está preparada para prevenir un hecho semejante al de la capital vallecaucana, el alto mando policial aseguró que no existen indicios ni informaciones de inteligencia que adviertan de un plan terrorista contra la ciudad.

Así lo manifestó el comandante de la Policía Metropolitana, general Marco Antonio Pedreros, quien afirmó que si bien no existe una amenaza conocida, ninguna ciudad está exenta del terrorismo, por el factor sorpresa que representa una de las modalidades criminales más difíciles de combatir.

"El atentado en Cali -explicó el general Pedreros- muestra que no podemos relajarnos, que hay que fortalecer la inteligencia y la cooperación con la ciudadanía para prevenir".

En vista de que el atentado en Cali tuvo como blanco una instalación policial, las primeras medidas preventivas para Medellín y el Valle de Aburrá se dirigen a reforzar los esquemas de seguridad de las 29 estaciones de la Policía y otra decena de edificios de la institución.

La primera de ellas, vigente desde el día siguiente del carrobomba en Cali (lunes), es el cierre por tiempo indefinido del carril de la avenida Oriental adyacente al comando de la Policía Metropolitana.

Esta medida opera entre las 10 de la noche y las seis de la mañana e impide el parqueo de vehículos particulares en el sector, sin excepción alguna. De día solo pueden estacionar buses de servicio público.

Con esta restricción la Policía busca enfrentar una de las vulnerabilidades que tienen las estaciones, como es su ubicación en áreas públicas.

"Hay una alerta, pero no queremos afectar la comodidad de los ciudadanos ni entrar a restringir su movilidad. Cerrar calles completas y prohibir la circulación de peatones sería traumático. Pero aumentaron los patrullajes, la vigilancia uniformada y electrónica y se amplió el cordón de seguridad con personal encubierto en los exteriores", indicó el coronel Jorge Rodríguez, subcomandante de la Policía Metropolitana.

También hay más controles y requisas para la entrada de personas y objetos. Cada comandante de estación recibió la orden de evaluar la seguridad de su sector y su estación.

Las milicias guerrilleras urbanas, según el oficial, son los grupos ilegales con capacidad terrorista que hay que vigilar.

Además de las estaciones, la Policía vigila 134 sitios estratégicos, entre éstos las terminales, aeropuertos, sitios turísticos, infraestructura.

Resto de Antioquia
En el resto de Antioquia el panorama es similar. La directriz de la dirección nacional es evaluar los esquemas de seguridad con base en los niveles de riesgo de cada población.

Otra orden es la de poner en alerta las redes de cooperantes y ampliar en lo posible esta cadena de informantes.

Para el coronel Luis Eduardo Martínez, comandante de la Policía Antioquia, contra el terrorismo la mejor arma es la información oportuna para anticiparse a las acciones.

"Los planes de seguridad se mantienen igual, cada vez hay más pie de fuerza pero hay que reforzar la inteligencia en las zonas más estratégicas de Antioquia", señaló Martínez.

El comando de la IV Brigada informó que su esquema de seguridad perimetral para la guarnición sigue igual, así como el cierre de la calle Colombia. JCM