<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Proyecto Ruta N debe despertar a toda la ciudad
  • Proyecto Ruta N debe despertar a toda la ciudad | Archivo | Jaime Echavarría resalta la importancia del cambio en la estructura educativa de la ciudad, desde los colegios, hasta las instituciones tecnológicas y universitarias, para cumplir con la demanda de empleo calificado por parte de HP.
    Proyecto Ruta N debe despertar a toda la ciudad | Archivo | Jaime Echavarría resalta la importancia del cambio en la estructura educativa de la ciudad, desde los colegios, hasta las instituciones tecnológicas y universitarias, para cumplir con la demanda de empleo calificado por parte de HP.
Jaime Echavarría | Publicado el 04 de octubre de 2010

La apertura del centro de servicios Hewlett Packard (HP) en Medellín es un hito en la historia de la inversión extranjera productiva en nuestro medio, no tanto por el dinero de inversión sino por la capacidad de transformación y empleos calificados.

Para que Medellín se beneficie al máximo, debe generar y preparar el debido entorno desde ya. La ciudad, sus dirigentes, sus empresarios y los entes de gobierno y educación en general, deben asumir una responsabilidad.

La construcción completa de un edificio de 10 pisos en Ruta N, debe estar completamente terminada en 18 meses.

Adicionalmente, los compromisos contemplan el montaje de unos programas de enganche y de capacitación pseudo-masivos con el Sena, el municipio y el concurso de Eafit en iniciativas de educación y trabajo conjunto.

Si estos presupuestos se consiguen, en 2 años tendremos en la ciudad todo un centro global de servicios, exportando y creando tecnología, con más de 1.000 empleos calificados y unos programas paralelos de capacitación y enganche para certificación de ingenieros HP.

Pero lo más importante no sería la consecución de estos compromisos, sino aprovechar al máximo el potencial de este polo tecnológico.

En otras ciudades, el establecimiento de empresas anclas de tecnología crearon un entorno de proveedores y de empresas afines que generaron un ecosistema de investigación y desarrollo.

El caso de San José de Costa Rica es que la capacidad y el desarrollo del centro superó en un 600 por ciento lo inicialmente esperado. Si se utilizara esta misma métrica, esto significa que en vez de 1.000 empleos calificados estaríamos creando al menos 6.000.

Esto ocurre porque un centro de servicios como el que se plantea requiere a su vez una serie de pequeños y medianos proveedores externos, con lo que se genera una especie de encadenamiento productivo.

Este círculo virtuoso significa para la ciudad un clima de investigación, creatividad, audacia empresarial y es este el principal señuelo que atrae a empresas en busca de talento humano.

Debemos modificar el curriculum de educación con miras a los perfiles de profesionales requeridos; generar otros espacios para que vengan compañías semejantes; brindar condiciones de ciudad donde se les dé mayor importancia y realce las oportunidades de la tecnología; se requiere que los inversionistas de riesgo y fondos de inversión verdaderamente operen con este tipo de empresas.

En general, se requiere desarrollar toda una conciencia comunitaria de largo plazo comprometida con una transformación, no dependiente de gobiernos, para lograr que nuestra ciudad aproveche al máximo esta gran oportunidad.

Si queremos apostarle a un desarrollo de ciudad moderna, incrustada en la oportunidad digital, apoyada en un vigoroso, imaginativo y bien educado grupo de empresarios, es el momento de apretar el acelerador para promover estos cambios.

Los empresarios son los llamados a liderar este proceso paralelo dejando a un lado la tradicional visión de empresas centradas en bienes materiales, arriesgando verdaderamente en una nueva realidad global de empresas basadas en servicios, tecnología, investigación y talento humano, que entre otras serán las únicas de alcance mundial y las de mejor rendimiento futuro.