<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Las salidas que tiene América Latina ante los vientos de crisis

  • La región entra en periodo de desaceleración. Unirse ante vientos de crisis es una de las soluciones. FOTO SHUTTERSTOCK
    La región entra en periodo de desaceleración. Unirse ante vientos de crisis es una de las soluciones. FOTO SHUTTERSTOCK
Sergio Rodríguez Sarmiento | Publicado el 13 de septiembre de 2019
Infografía
Un brazo económico llamado América Latina
11 %

de la producción mundial de alimentos se da en América Latina: BID.

0,5 %

crecería la economía de América Latina a cierre de este año: Cepal.

En julio de este año la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) dio como hecho que a cierre de 2019 el balance para los países de la región sería negativo. La huella del conflicto comercial entre Estados Unidos y China se vería en un mercado externo más complejo, menos fácil de acceder y un desinterés de parte de la inversión foránea por aterrizar en países donde las monedas locales tienden a ser menos fuertes.

“La región enfrenta un contexto externo con mayores incertidumbres y complejidades: menor dinamismo de la actividad económica mundial y del comercio global; mayor volatilidad y fragilidad financiera; cuestionamientos al sistema multilateral y un aumento en las tensiones geopolíticas”, señaló el pasado 31 de julio Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal.

La visión pesimista de la entidad se complementó con una rebaja en las perspectivas de crecimiento para América Latina. De acuerdo con el organismo, el promedio de crecimiento estaría en 0,5 %, por debajo del 0,9 % que se dio durante el año pasado. La crisis Argentina y la de Venezuela empujarían ese indicador. Para Colombia, dijo la Cepal, habrá una caída cercana a los 0,2 puntos porcentuales al pasar de una proyección del 3,3 % en abril de 2019, a 3,1 % en su más reciente informe.

Lo que preocupa es que 21 de los 33 países de la región se están desacelerando, la cifra en América Latina (excluyendo al Caribe) llega a ser de 17 de 20. Para Ramón Javier Mesa, profesor de economía en la Universidad de Antioquia, una de las causas está en que los gobiernos nacionales no parecen estar haciendo lo suficiente por tener políticas de intercambio comercial más acordes a las nuevas exigencias mundiales.

“Se necesitan productos de valor agregado que compitan con lo que se hace desde las mismas naciones europeas. Se requiere de un trabajo mancomunado, los países deben entender que los bloques regionalizados deben ser provechosos”, apuntó Mesa.

Podría interesarle: Ocde ve débil la economía de EE. UU.

A surtir al mundo

Cuando se habla en términos futboleros se suele decir que América Latina es la cantera del mundo. Esto porque de los 10 países que más exportan futbolistas, cuatro son latinoamericanos (Brasil, Argentina, Colombia y Uruguay), según datos entregados por el Cies Football Observatory. Algo muy parecido ocurre cuando se dice que la región es “la despensa del mundo” en términos de alimentación, o suministro de materias primas: el diagnóstico lo entregan el Banco Interamericano de Desarrollo y el Global Harvest Initiative, al decir que la región puede ayudar a alimentar a la población mundial en 2050.

Según datos de esas entidades, América Latina participa en la producción del 11 % de los alimentos en el mundo, pero también posee el 24 % de la tierra que puede llegar a ser cultivable. “Ya establecida como la región exportadora neta de alimentos más grande del mundo, América Latina y el Caribe ha alcanzado sólo una fracción de su potencial para aumentar la producción agrícola tanto para el consumo regional como para la exportación mundial”, puntualizó Ginya Truitt Nakata, especialista senior de operaciones del BID (ver Antecedentes).

A su turno, Margaret M. Zeigler, directora ejecutiva del Global Harvest Initiative, aseguró en la presentación del informe, que se necesitarán políticas agrícolas acordes a las necesidades de los países para una explotación sostenible. “Al poner en marcha una agenda de políticas favorables a la agricultura, América Latina puede atraer las inversiones e innovaciones necesarias para convertirse en la despensa global del Siglo XXI”.

Podría leer: Multilateralismo, un concepto a revisión por crisis económica

La perspectiva del FMI

Esa opción que se convierte en una posible salida ante la crisis, también es vista con buenos ojos por el FMI pues la explotación agrícola es considerada como una oportunidad escalable de negocio para la generación de empresa. Además, terminan siendo proyectos para que la región encuentre inyección de capital.

Hay que recordar que ese mismo organismo ha expresado que por una rebaja en las perspectivas de crecimiento para América Larina (pasaron del 1,4 % al 0,6 % en 2019) se requieren vuelcos económicos de impacto.

De esta manera, la tarea por fortalecer el bloque comercial regional, lograr que los acuerdos comerciales y órganos multilaterales existentes en la región cumplan la meta de facilitar el comercio interno, e impulsar un trabajo mancomunado son objetivos vitales si lo que se quiere es ganar participación en las ventas internacionales.

Hasta el momento hay cinco bloques principales económicos de integración económica: Mercosur, Alianza del Pacífico, la CAN, el Sistema de Integración Centroamericano y el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

En la ambición por robustecerlos, se ha dado la posibilidad de que Brasil y Chile lideren una integración de los bloques de Alianza del Pacífico (Colombia, Chile, Perú y México), con Mercosur (Argentina, Uruguay, Perú y Brasil) esto para crear un brazo económico más competitivo. Sin embargo, las conversaciones que se han dado desde julio del año pasado siguen sin definir una integración.

“Concretarlo podría ser beneficioso en el medida en que se constituye como un comercio realmente grande, que aglomeraría a parte de los países más grande de esta parte del mundo. Cuando ocurrió con la Unión Europea, los resultados fueron destacados”, puntualizó Raúl Ávila, profesor de economía en la Universidad Nacional.

Sellar el cambio

Pero los recientes cambios presidenciales (Brasil, México y Perú) han generado que ese proceso no se concrete. De lograr el plan, el bloque concentraría el 79 % de la población de la región y representaría el 85 % del PIB de esta parte del mundo.

Para Jorge Hernando Pedraza, secretario general de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) –que reúne a Colombia, Perú, Ecuador y Bolivia– la oportunidad que tiene la región de fortalecerse ante la crisis generada por la escalda de la guerra comercial se dará en la medida en que los países sean cada vez más flexibles y comprendan las necesidades de apoyarse.

“A pesar de las situaciones complicadas del comercio internacional, vamos a crecer. Vamos a tener una CAN más moderna, ágil y con más resultados. Los 50 años de existencia de la comunidad también son punto para reflexionar. La CAN Siglo XXI debe ser una organización que se adapte a los cambios del mundo”, aseguró Pedraza.

Vale mencionar que este bloque se constituye como la economía número 11 del mundo: “exportamos en 2018 cerca de 120.000 millones de dólares. Hicimos ventas intracomunitarias por 9.000 millones de dólares. Tenemos un movimiento de mercancías entre los países miembros de cerca de 14 millones de toneladas”, puntualizó el secretario general.

Es así como las oportunidades competitivas de la región son grandes si se tiene en cuenta que durante el año pasado las exportaciones totales de América Latina registraron un crecimiento cercano al 9,9 %, según datos entregados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), sin embargo fueron inferiores al 12,2 % presentado en 2017. En total, durante el año pasado, el comercio foráneo de la región representó 1,08 billones de dólares.

De otro lado, dice el BID en el informe Estimaciones de las Tendencias Comerciales, que “el debilitamiento de las exportaciones sudamericanas ocurre en un entorno de presiones bajistas en los mercados de varios productos básicos y de desaceleración del crecimiento del comercio mundial” (ver ¿Qué sigue?).

De ahí entonces que la oportunidad también puede estar en cómo países en vía de desarrollo de esta parte del mundo, como Colombia, van a aprovechar que Estados Unidos y China ya no se tienen como socios comerciales prioritarios. Situación que evidenció el BID advirtiendo que “la demanda de Estados Unidos se aceleró y explicó más de un tercio del crecimiento de las exportaciones totales. Sin embargo, el impulso benefició casi exclusivamente a México. Por su parte, China fue el destino más dinámico para las ventas externas en 2018, dando cuenta de más de un cuarto de la expansión total, si bien con un patrón altamente inestable”.

Puede interesarle: Cinco mentes que cambiaron la economía

Contexto de la Noticia

ANTECEDENTES la recesiones

Entre las más importantes se tienen en cuenta la gran depresión ocurrida en Estados Unidos durante 1930. En ese momento la situación llegó a tal punto que el Producto Interno Bruto de la nación norteamericana se redujo en casi un tercio. También se recuerda la que tuvo lugar durante 2008. Una situación que llevó al sector inmobiliario estadounidense a su punto más bajo. El coletazo también se sintió en Grecia, el fenómeno hizo que el país llegara a la cifra de 358.000 millones de dólares en deudas.

¿qué sigue? a buscar puntos de entendimiento

Gobiernos, empresas y organismos multilaterales le han pedido a Estados Unidos y China sentarse y encontrar puntos reales de entendimiento para acabar con la disputa comercial. Sin embargo, los intentos siguen sin dar resultados. El Banco Mundial sentenció en junio de este año que “este conflicto comercial puede dañar la economía global de forma severa”. Por ahora se espera un nuevo principio de acercamiento entre Donald Trump, presidente de Estados Unidos, y Xi Jinping, presidente de China. Establecer el desmonte de aranceles de un lado y otro podría ayudar a mitigar la crisis y generar que las monedas de economías emergentes vuelvan a recuperar la confianza de los inversionistas. “El tema es que el nacionalismo económico entiende sólo de agitar pasiones exacerbadas, y todo cabe en el cajón de sastre ideológico del hay que defender lo propio”, dijo la organización a través de un comunicado entregado a medios. Trump propuso el pasado 14 de agosto una nueva reunión con su homólogo.

Sergio Rodríguez Sarmiento

Tengo más libros de fútbol que calzoncillos y medias.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección