Sol de Oriente, la cuarta apuesta portuaria en Urabá

  • Actualmente las actividades de comercio, como la exportación de banano, se ejecutan con maniobras de fondeo en medio del Golfo de Urabá. FOTO JUAN ANTONIO SÁNCHEZ
    Actualmente las actividades de comercio, como la exportación de banano, se ejecutan con maniobras de fondeo en medio del Golfo de Urabá. FOTO JUAN ANTONIO SÁNCHEZ
Por Ferney Arias Jiménez | Publicado el 15 de mayo de 2019
325

kilómetros de costa tiene Antioquia, siendo el segundo litoral luego de La Guajira.

En definitiva

La ubicación estratégica del Golfo de Urabá y su potencial es observada por los inversionistas portuarios que apuestan por futuros complejos que consoliden un nuevo polo de desarrollo.

Inversionistas colombianos y chinos promueven un desarrollo de infraestructura en Urabá, denominado Sol de Oriente, el cual se presenta como “la nueva ciudad portuaria, industrial, comercial, turística y de diversión para América”.

Aunque los voceros de la sociedad promotora del complejo expresaron su intención, por ahora, de mantener un “bajo perfil”, EL COLOMBIANO accedió a parte del material que se está difundiendo para dar a conocer la propuesta que se desarrollaría en el municipio de Necoclí, en el Urabá antioqueño.

Para impulsar esta idea se firmó un acuerdo de cooperación entre la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas de China y la sociedad Sol de Oriente que tiene como objetivo generar una nueva salida al mar Caribe para el despacho y recepción de mercancías.

El plan contempla ampliar la oferta comercial colombo-china y convertir a Urabá en “la gran bodega de China en América, gracias al desarrollo paralelo de una zona franca que incluirá un parque industrial para albergar a 25.000 compañías asiáticas”.

Igualmente se edificará un centro comercial para negociar la producción de las empresas que se localicen en la futura zona franca, a la vez que se promoverá el desarrollo de una nueva ciudad entre las poblaciones de Necoclí y Arboletes y un aeropuerto, lo que consolidaría un polo de desarrollo comunicado a las vías de cuarta generación (4G), actualmente en construcción.

La percepción local

Jaime López Pacheco, alcalde de Necoclí, le confirmó a este diario que hace cuatro meses los promotores de Sol de Oriente estuvieron en la zona dando a conocer el alcance del proyecto.

“Es una idea muy ambiciosa, y vemos que viene caminando con seriedad. Por lo que conozco, el propósito es involucrar varias localidades como Necoclí, Arboletes, San Juan de Urabá e incluso a Puerto Escondido, del departamento de Córdoba”, comentó el mandatario local.

Igualmente mencionó que la apuesta inicial sería jalonar la construcción de un aeropuerto internacional y un parque industrial, y posteriormente emprender la ejecución del puerto.

López también confirmó que su población se está evidenciando la compra de grandes extensiones de tierra, pero aclaró que desconoce si son adquisiciones de este grupo de inversionistas.

Otros puertos

Sol de Oriente se suma a la serie de desarrollos que se pretende construir en Urabá como Puerto Antioquia, Darién International Port y Pisisí.

Sobre este último, ubicado en Turbo, su gerente Teófilo Lemus, sostuvo que tras realizar los estudios de prefactibilidad, factibilidad y obtener la licencia ambiental, se avanza en la elaboración de estudios de ingeniería y geotecnia que permitirán firmar el contrato de concesión con la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) en julio e iniciar construcción en octubre.

Para Johel Moreno, expresidente de la Sociedad Antioqueña de Ingenieros y Arquitectos (SAI), las cuatro terminales propuestas para el Golfo de Urabá resultan excesivas, pues está por demostrar si habrá la carga suficiente y si estas ideas serían las más económicas y ambientalmente amigables (ver Dicen de...).

Contexto de la Noticia

DICEN DE... necesitarían dragado permanente

El expresidente de la SAI, Johel Moreno, sostiene que con o sin licencia ambiental, financiación o carga, para que los puertos en Urabá sean viables, ninguno tendrá la profundidad requerida (mínimo de 18 metros) ni podrían arribar naves post Panamá (embarcaciones con capacidad entre 4.000 y 5.000 contenedores).

Advierte que la alta sedimentación del río Atrato sería un gasto oculto con cargo al presupuesto nacional que se volvería permanente y de nunca acabar, como ocurre con los billonarios contratos de dragado del río Magdalena para acceder al puerto de Barranquilla o el del canal de acceso al puerto de Buenaventura.

Ferney Arias Jiménez

Periodista de economía de El Colombiano. Oidor de tangos. Sueño con una Hermosa sonrisa de luna.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección