<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Humberto Montero
Columnista

Humberto Montero

Publicado el 25 de junio de 2019

A parir

Comprendo la preocupación de mi compañera de oficio Claudia Palacios. Sin entrar en enredos ni en etiquetas de esas que tanto gustan repartir los fariseos de todos los tiempos, capaces de lapidar a cualquiera que se salga del pensamiento dominante, entiendo la desazón de mi colega ante el aluvión de partos de venezolanas migrantes en Colombia. Y como no soy sospechoso de nada, amante de la diversidad, defensor del “melting pot”, pero no solo en Occidente, y además desearía que mi hijo Diego y mi hija Malena me dieran nietos con sangre multicolor, pues ahí que voy.

Andaba un servidor viendo hace unos días el partido de la Eurocopa sub21 que se celebra en Italia entre Francia e Inglaterra cuando caí en la cuenta de que el Viejo Continente acabará siendo negro como el carbón si nadie lo remedia. Sobre el césped, correteaban veintidós mozalbetes de dos de las naciones con mayor solera de este patio. De ellos, apenas cinco jugadores blancos: tres por la selección de los leones y solo dos por la del gallo. De hecho, en los dorsales de los jóvenes jugadores galos abundaban los apellidos africanos. Estoy convencido de que nadie en este mundo se imagina a un francés como alguien de color. Tampoco a un inglés. Los estereotipos que han imperado desde hace siglos nos muestran a un tipo orondo, mofletudo, sonrosado y narigudo, armado de un poblado mostacho, como el prototipo del francés de siempre. Añádanle un queso y una botella de vino, y estará listo el lote completo. Nada que ver con el flemático inglés: de fino bigote rizado, monóculo, bombín y traje con chaleco. Con un reloj de bolsillo en una mano y una taza de té humeante en la otra. Pero no, a pesar de que más del 70% de los ingleses y franceses son blancos, sus selecciones sub21 nos muestran el futuro de una Europa donde la baja natalidad está cobrando tintes dramáticos.

Mientras África vive un “boom” demográfico descomunal, que llevará a Nigeria a sobrepasar a Estados Unidos en número de habitantes antes de mediados de siglo, hay países europeos donde la media de nacimientos por mujer fértil llega al uno raspado. Es el caso de España, donde el número de natalicios se ha desplomado un 40% en una década. Solo durante el primer semestre del año pasado nacieron en España 179.794 niños y murieron 226.384 personas. Hagan la resta: son 46.590 ciudadanos menos en sólo seis meses. La tasa de natalidad es de las más bajas del mundo: 7,9 nacimientos por cada 1.000 habitantes, cinco décimas menos que la registrada en 2017. La tendencia es imparable y reduce cada vez más el grupo de mujeres en edad fértil (de 25 a 40 años).

La situación es algo mejor en Colombia y toda Iberoamérica en general, pero el envejecimiento hará que la población mayor de 65 años pase del 9% al 19% a mediados de siglo. Mientras en 1960, cada año había 45 nacidos vivos en Colombia por cada 1.000 habitantes, actualmente esa cifra se reduce a menos de 15. Ya ni siquiera se alcanza la tasa de reemplazo.

La baja tasa de mortandad infantil, que hace innecesario que nazcan más niños para que alguno llegue a adulto, las nulas políticas de conciliación laboral y familiar tanto para mujeres como para hombres, la urbanización salvaje que está despoblando el campo, donde tradicionalmente más niños nacían por ser donde más necesarios eran los brazos, y la precariedad laboral han convertido a los hijos en un lujo y, para muchas parejas, casi en una molestia.

Eso nos deja sociedades más envejecidas donde la inmigración es la que pone los niños.

Así que la cuestión no radica en limitar los nacimientos a las mujeres inmigrantes, sino en favorecer y alentar a nuestras sociedades para que tengan más niños. Porque solo las naciones jóvenes avanzan, perduran y evitan la extinción. A parir todos.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

FESTIVAL ALTAVOZ MEDELLÍN

La ciudad se llena de diversos tipos de música en varios escenarios, con 69 bandas programadas.

$titulo

SHINJI AOBA

Detenido por la policía de Japón como presunto causante de un incendio que provocó 33 muertos.