<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Santiago Silva Jaramillo
Columnista

Santiago Silva Jaramillo

Publicado el 28 de mayo de 2015

Acción, reacción

La semana pasada, una renovada ofensiva militar dio de baja, al menos, a treinta y tres guerrilleros de las Farc en bombardeos en los departamentos de Cauca y Antioquia. Poco después de la primera de estas operaciones, realizada en Guapi, Cauca, en donde veinticinco guerrilleros –entre ellos alias “Jairo Martínez”- fueron dados de baja en el accionar de la Fuerza Pública, las Farc anunciaron la suspensión de su cese unilateral al fuego, vigente desde el 20 diciembre de 2014. Así, las perspectivas de una intensificación del conflicto aumentan y las dificultades que atraviesa el proceso de paz se reafirman.

Sin caer en misticismos, uno podría decir que la vida es una cuestión de equilibrios; la política también se nutre de los frágiles acuerdos que unen voluntades sobre un tema controversial. Las Farc rompieron el frágil equilibrio que con dificultades se había estado alcanzado en la negociación de paz de La Habana unas semanas atrás, cuando guerrilleros emboscaron en el Cauca una patrulla militar, matando a once uniformados.

La misma guerrilla que cancela su cese el fuego fue la culpable de iniciar esta reacción en cadena que ahora pone en peligro los mismos diálogos que con tanta insistencia dicen defender. De hecho, resulta más inconveniente establecer un cese al fuego unilateral y luego violarlo sistemáticamente, que continuar con los ataques sin hacer promesas, para la legitimidad de las negociaciones. Las personas se decepcionan más cuando se crean expectativas y cuando se hacen promesas, que cuando simplemente se mantienen las acciones comunes, por criminales que sean.

El caso es que el desescalamiento del conflicto parecía una realidad. De acuerdo al Ministerio de Defensa, los actos de terrorismo se redujeron de 890 en 2013 a 763 en 2014, y en lo corrido de 2015 el número de actos es 64% menor que en el mismo periodo del año pasado. De igual forma, las acciones armadas de grupos armados ilegales bajaron en un 67% entre enero y abril de este año comparado con 2014. El Estado también ha reducido su operatividad, las bajas de los grupos armados ilegales pasaron de 341 en 2013 a 296 en 2014, y se redujeron en un 52% si se compara el periodo entre enero y abril de 2015 con el año anterior.

De hecho, el Cerac estimó la semana pasada que la violencia atribuida a las Farc en el país se redujo en un 85% en los últimos cinco meses. Ese 15% supone violaciones al cese unilateral autoimpuesto por la guerrilla, la mayoría en zonas con intereses cocaleros de las Farc, y la más grave en términos de muertes, la emboscada en Cauca del pasado 14 de abril.

Esa acción fue la que dio inicio a esta reacción en cadena que ahora tiene en peligro al proceso de paz en La Habana y amenaza con el final de la negociación. Las Farc son las culpables de que se reanudaran los bombardeos y ahora, de que el accionar de la Fuerza Pública, amparada en su mandato constitucional, haya dado de baja a más de treinta guerrilleros, y a dos de sus cabecillas en los últimos días. De nuevo, la guerrilla sigue siendo su propio peor enemigo. Fue su propio incumplimiento de la promesa del cese hecha al país lo que ahora las lleva a echarlo para atrás.

Esa es su reacción irresponsable a las consecuencias de su acción irresponsable.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

ARMANDO BARONA MESA

Escritor e historiador vallecaucano, lanza esta semana una monumental biografía de José María Córdova.

$titulo

CARLOS ANDRÉS AMADO MEJÍA

Mató a su hijastro de 13 meses hace 10 años. Está libre. Acaba de ser condenado a 33 años de cárcel.