Ana Cristina Restrepo Jiménez
Columnista

Ana Cristina Restrepo Jiménez

Publicado el 16 de enero de 2019

Crear una tradición

Existen dos formas clásicas para amedrentar la protesta ciudadana: la dispersión física y la deslegitimación intelectual. El Esmad y los infiltrados violentos (al margen de su origen) encabezan el primer grupo: buscan acallar, disuadir, alejar o asustar a los manifestantes pacíficos. No es descabellado afirmar que, entre las dos acciones, es peor la segunda por cuanto intimida al ser político que decide manifestarse, trata de hacerle sentir “vergüenza” por su proceder y le crea vínculos inexistentes con fuerzas ajenas a su voluntad individual. Pone en duda su independencia intelectual, invisibiliza su pensamiento.

(En las marchas, merecen un capítulo aparte los politiqueros caza-votantes incautos que persiguen las cámaras de los noticieros. Por supuesto, dichos lentes se dejan atrapar, refuerzan el lugar común frente a la protesta ciudadana. Ambos son deslegitimadoras por el poder de la torpeza).

Las formas de deslegitimación intelectual son múltiples y predecibles: en septiembre pasado, el ministro de Defensa Guillermo Botero dijo que la protesta social es “financiada por grupos armados”. Según el columnista Mauricio Vargas, no hay independencia alguna en quienes protestamos para presionar la renuncia del Fiscal General de la Nación; para él, hemos sido usados por Gustavo Petro, el partido Farc y “corruptos de distinta calaña”; somos, en suma, “idiotas útiles con empaque cívico” –tal afirmación es un perfecto autorretrato de Vargas y su visión del Otro–.

Surten un efecto similar los videos que ha publicado Néstor Humberto Martínez, amparado por la cuenta oficial en redes sociales de la Fiscalía General de la Nación (¡!): defienden al Fiscal de las denuncias de Daniel Coronell y, de paso, intentan deslegitimar la presión ciudadana.

Imposible no asociar estos hechos con las declaraciones del exfiscal Pedro Chávarry en Perú, tras las marchas en su contra: “Yo sé, por experiencia, que estas marchas fueron pagadas porque la gente no sale a reclamar por procesos o por el debido proceso. Son abonadas por ONG o alguna institución [...] son gente que no sabe ni por qué marcha”. En un ejercicio de verificación de datos, el periódico El Comercio detectó las mentiras que dijo el funcionario quien finalmente debió renunciar a su cargo.

Aquí no se trata de que a uno “le guste o no” NHM sino de proteger la institucionalidad. La credibilidad de la Fiscalía sufre con cada minuto de Martínez en el cargo... desde antes de que se ventilara su conocimiento de las coimas. Asiste la razón a Vivian Newman, directora de Dejusticia, en El Espectador: “Cuando NHM fue ternado tenía un conflicto de interés potencial del tamaño de una catedral”. Tiene toda la relevancia la demanda de la nulidad de la elección del fiscal instaurada por Dejusticia, el doctor Jorge Iván Cuervo y la Comisión Colombiana de Juristas.

Como si no bastara con el cartel de la Toga: ¿Permitiremos que se siga minando la confianza en la justicia colombiana? ¿Qué sienten y piensan en este momento los fiscales transparentes, estudiosos y dedicados que trabajan en silencio por un país mejor?

Algunos analistas insisten en que “no contamos con una tradición de tumbar funcionarios”. Colombia es experta en conservar y nutrir tradiciones retardatarias; es hora de crear una que nos mueva hacia el futuro. #RenuncieFiscal.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    GOL 5.000 DEL CALI
    El defensa Rosero convirtió la noche del martes el gol N°. 5.000 de la historia del Cali en la liga profesional.

    $titulo

    DANIEL RENDÓN HERRERA

    Alias “don Mario”. Tras su extradición, fue condenado en Colombia a 20 años de prisión por homicidio.