<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
María Clara Ospina
Columnista

María Clara Ospina

Publicado el 12 de junio de 2019

EL ABSURDO E INACEPTABLE FALLO DE LA CORTE

¿En qué planeta viven los magistrados de la Corte Suprema de Justicia? ¿Acaso no saben los crímenes cometidos por drogadictos que andan consumiendo sustancias psicoactivas en las calles, los parques, cerca de los colegios, de las ciudades colombianas? ¿Acaso no han visto a un borracho en un parque vomitándose o haciendo sus necesidades en medio de su “estupor etílico”, o a los “parches” de drogadictos, envueltos en una nube de humo marimbero, o al adicto botado en un parque, una acera, o bajo un puente?

Apuesto que ninguno de ellos pasa los domingos en un parque con su familia. Apuesto que los pasan en su casa de campo, o en un club privado. Si no saben lo que sucede en nuestras áreas públicas, por qué no se pasan a pie por calles y parques para enterarse.

Si lo que ven los alarma, como nos alarma a todos, imaginen cómo será ahora, después de su fallo, declarando inexequibles varios numerales del Código de Policía que prohibían el consumo de alcohol y sustancias psicoactivas en el espacio público. Esto con la ridícula excusa, “dizque” su prohibición va contra el desarrollo de la personalidad e infringe la libertad.

Semejante fallo es tan absurdo, que me echaría a reír a carcajadas si no fuera tan perjudicial para la tranquilidad y seguridad ciudadana.

No señores y señoras magistrados, drogarse o tomar alcohol en la calle, los parques, en el entorno de los colegios, en los buses, o en cualquier lugar público, NO, óigase bien, NO desarrolla la personalidad de nadie. Pero sí infringe el derecho de todos a tener una ciudad libre de drogas y alcohol en lugares públicos; además va en contra de la seguridad y el sano ambiente en que deben crecer los niños.

Este absurdo fallo, que ustedes acaban de proferir, vulnera el derecho de todos los colombianos de ir a un parque a disfrutar de un rato de descanso, solos o con hijos y nietos, sin tener el temor de encontrarnos con un borracho, o un drogadicto haciendo o diciendo “asquerosidades”, sin tener que oler la marihuana, ni que los niños tengan que presenciar a personas embebidas actuando como animales.

Viola el derecho a la tranquilidad de los padres que ahora no podrán impedir que drogadictos se pavoneen frente al colegio de sus hijos.

Ustedes dicen que, en caso de que se presente mal comportamiento por el consumo de drogas o alcohol, la policía podrá intervenir. ¿Entonces, para ustedes, es mejor esperar a que suceda el crimen, que tratar de evitarlo? ¡Peligroso y absurdo!

No sé qué psicólogo, trabajador social o experto internacional están consultando los magistrados, pero, que se sepa, el desarrollo de la personalidad se da positivamente a través de la interacción social, el estudio, el buen ejemplo de quienes nos rodean, crían, educan, el deporte, las artes, el contacto con la naturaleza, y no con el consumo de alcohol o drogas. Quizá no conocen las estadísticas del aumento del consumo de drogas entre nuestros jóvenes.

¡Qué absurdo e inaceptable fallo!.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

ARMANDO BARONA MESA

Escritor e historiador vallecaucano, lanza esta semana una monumental biografía de José María Córdova.

$titulo

CARLOS ANDRÉS AMADO MEJÍA

Mató a su hijastro de 13 meses hace 10 años. Está libre. Acaba de ser condenado a 33 años de cárcel.