Taller de Opinión
Columnista

Taller de Opinión

Publicado el 14 de mayo de 2019

El banquete

Por José David Loaiza Muñoz

Fundación Uniclaretiana
Estudiante Trabajo Social, semestre 6
joseloaiza201415@gmail.com

¿Cuántas rebanadas cortamos? Pensaba el hombrecito liderando el grupo de leguleyos. Todos deseaban un festín inolvidable; se miraban con tanta ansia que sus ojos saltarían de sus cuencas como cabras.

Los cuchicheos iban y venían, la muerte no tenía espacio allí; las palabras se convertían en pedestales de justicia y paz, usando ropas viejas como una pasarela al mejor postor. Se lucran de pesares como adquirir adeptos.

La independencia impera como dama, pero es camuflada en una vértebra ruin y mezquina llamada, dependencia.

Manos se levantan señalando periferias, las mismas que han escuchado y creído las falacias de hampones que usan hasta el nombre Dios para gobernar destinos.

Bombos y platillos suenan avisando que los salvadores llegan con lágrimas y quejidos, es una auténtica pantomima donde el aparentar dolencias se vuelve el pan de cada día; poses y flashes chocan con humildes paredes que son ensuciadas con esas criminales visitas.

Las promesas brotan como papas ¡Se unieron la miseria y el hambre! Besos y abrazos danzan, la compasión es hipócrita; ellos necesitan popularidad.

Algunos son de cuna de oro pero son simples criollos con ínfulas de burgueses, creen tener los boletos para comprar conciencias. Esperan el momento para arrasar con lo público, las ratas tienen más honra que estos hampones.

Otros abusan de su experiencia para amenazar a las masas, que solo con ellos la equidad y la paz nacerán.

Sin importar su procedencia creen tener la verdad y la solución a los problemas, pero no es así, la historia nos muestra cómo han quedado muchos lugares por los supuestos salvadores; en esto se ha convertido Colombia, en un discurso de frases almibaradas para adormecer al pueblo como domadores de serpientes que solo desean administrar y destruir lo público; ni las hienas son tan sagaces como estos encorbatados, muchos analizan el perímetro, a quienes abrazar y engañar. ¡Qué descaro! Al final quedamos nosotros, esos que por décadas hemos estado a la sombra de un estado mezquino y usurpador, ya no encuentran forma cómo oprimirnos, hasta por consumir una minúscula empanada.

Esos son los gobernantes que montamos; cada elección no saben cómo fraguar sus estrategias para engañar, pero todo entorno a un lugar que año tras año destruyen, dejándolo a la suerte de unos cuchillos y unos demagogos con ansias de poder queriendo llenar sus barrigas de una buena rebana de pastel.

*Taller de Opinión es un proyecto de
El Colombiano, EAFIT, U. de A. y UPB que busca abrir un espacio para la opinión
joven. Las ideas expresadas por los columnistas del Taller de Opinión son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de El Colombiano, ni las universidades
e instituciones vinculadas con el proyecto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    SELECCIÓN NACIONAL SUB-20

    El equipo nacional de fútbol sub-20 sorprendió gratamente al vencer a Polonia en el inaugural del Mundial.

    $titulo

    JUAN CARLOS RAMÍREZ T.

    A alias “manicomio”, ex piloto de la mafia, le fue extinguido el dominio de cientos de bienes ilícitos.