Invitado
Columnista

Invitado

Publicado el 19 de febrero de 2019

EL CARTEL DE LA EMPANADA

Por GUILLERMO E. ARISMENDY DÍAZ

A qué extremos perniciosos puede haber llegado este país que, mientras la delincuencia hace y deshace, matando, robando, secuestrando o poniendo bombas en cuarteles, los policías de la Patria se dedican a perseguir vendedoras de empanadas y a sancionar a los empanado-dependientes.

El operativo policial llevado a cabo hace unos días en Bogotá para incautar un plato de empanadas y multar a la pobre mujer que las tenía para su venta, es un síntoma grave de la enfermedad oficial. Duros con los humildes.

Más grave aun es el hecho de que ese procedimiento policial de la empanada, está ocurriendo en todos los poblados de Colombia. La gran prensa no lo sabe. No lo denuncia, porque es un tipo de abuso larvado, urticante... solitario.

Como no es un asunto de connotación, a nadie le importa que pase, que siga pasando, y que maltraten con la ley a los de abajo, a los que sufren, a los que no tienen otro camino que vender una empanada.

Peor que eso es saber que esas tareas indignas que están cumpliendo los policías en todas las poblaciones de Colombia, se inscriben en el ámbito de las exigencias institucionales de reportar “positivos” policiales, de los guardianes de la sociedad. Se sabe que, en todas las estaciones de policía, se están exigiendo resultados de control ciudadano en relación con las conductas que trae el nuevo Código de Policía, elaborado por unos señores a los que no les duele el hambre, y poco les importa el drama social y la vida feliz de la ciudadanía. Qué podrá importarle al Congreso de Colombia el drama de los pobres más pobres, que tienen que tomarse las calles para arrancarle una moneda a los transeúntes y una migaja de pan a su negocio triste de las empanadas, para no citar sino ese ejemplo descorazonador.

Urge una dirección policial con sentido de las prioridades de gestión y no simplemente, apegado a los reportes de estadística, para mostrar en sus informes de gestión que han hecho mucho por la ciudadanía... como perseguir a vendedoras de empanadas, a campesinos que van al pueblo a vender una gallina... en fin.

Son acciones tan irracionales contra el pueblo que, razón le asiste a tantos que desdicen de lo que hacen las autoridades por la paz y la concordia ciudadana.

Solo falta que salga el fiscal general rodeado de la Fuerza Pública a anunciarle al país que han logrado dar con los capos del cartel de la empanada.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    KAREN UHLENBECK

    Matemática estadounidense. Primera mujer ganadora del premio Abel, considerado el Nobel de esta disciplina.

    $titulo

    HENRY CASTELLANOS GARZÓN

    Alias “Romaña”, de las Farc, no compareció ante la JEP a una citación que tenía el pasado miércoles.