<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Por Juan Carlos Ramírez - opinion@elcolombiano.com.co

El plan es con voz y con vos

Contrario a lo que se pueda creer, posibilitar espacios para el diálogo y la deliberación es el primer momento para que la confianza florezca.

16 de febrero de 2024
bookmark
  • El plan es con voz y con vos

Por Juan Carlos Ramírez - opinion@elcolombiano.com.co

Construir confianza no es tarea fácil, exige que las partes involucradas se comprometan en ver en las divergencias oportunidades para lograr acuerdos ciudadanos. En esta perspectiva, la construcción del Plan de Desarrollo Distrital tiene la oportunidad de dinamizar la conversación entre las comunidades que reclaman ser escuchadas y tenidas en cuenta en la formulación de las propuestas que se ejecutarán en este cuatrienio, como lo declaró una lideresa del corregimiento de San Cristóbal: “Les pido que nos escuchen tanto a los que votaron por el alcalde, como a los que no lo hicimos, pero estamos comprometidos con sacar las ciudad adelante, no nos defrauden”.

No es gratuito que se hayan privilegiado las Instituciones Educativas para conversar sobre los cinco pilares del Plan de Desarrollo: (1) Bienestar social y económico, (2) Agenda social, (3) Confianza y transparencia, (4) Infraestructura y desarrollo y (5) Sostenibilidad ambiental. Recordemos que la escuela como custodio de la democracia ha demostrado que los acuerdos necesitan una alta dosis de mediación pedagógica, es decir, que se ponga en palabras sencillas asuntos complejos. Como consecuencia, las comunidades construyen sus historias entorno a una institución libre de afiliaciones políticas. No obstante, quien crea que puede aprovecharse del espacio escolar y hacer de este una plataforma política, no solo recibirá el rechazo social, sino, que deberá comparecer ante las instancias legales correspondientes.

Los encuentros territoriales cubren las 16 comunas y 5 corregimientos que conforman el Distrito Especial de Ciencia, Tecnología e Innovación de Medellín. Dicha presencia podrá asegurar dos cosas, por un lado, descentralizar las conversaciones posibilitando que la ciudadanía exprese sus necesidades in situ, por otro lado, facilita el acceso de todas y todos los habitantes, en especial el de las personas con movilidad reducida, que quieran participar de la construcción del Plan de Desarrollo.

“El Plan es con Vos”, esta es la consigna de la administración Distrital, sin embargo, un número significativo de personas mayores, víctimas del conflicto, mujeres, jóvenes, comunidad LGTBIQ+, personas con discapacidades y otros sectores que han estado presentes en el evento democrático, de forma contundente han manifestado su malestar ante el poco tiempo que se les brinda para manifestar sus dolores y propuestas. Ante esta situación, Planeación distrital habilitó un formulario virtual para que la ciudadanía pueda enviar sus peticiones. Dicha alternativa podrá contribuir a incrementar el recaudo de información, pero lo esencial para un ciudadano, será que su voz se escuche en el plano de lo análogo y no de lo digital.

Frente al malestar de las comunidades, vale la pena regresar a la tesis con la que inicié este artículo, construir confianza no es tarea fácil. Nada lo es ante las relaciones fragmentadas, como las que ha tenido las últimas administraciones con los territorios, pero contrario a lo que se pueda creer, posibilitar espacios para el diálogo y la deliberación es el primer momento para que la confianza florezca. Luego tendrán ambas partes que ponerse de acuerdo, muchas veces explorando en las divergencias puntos comunes que permitan la construcción de rutas efectivas para resolver los problemas. Será tarea del Distrito y de su equipo técnico asegurar que las voces sean escuchadas y validadas, más allá de la metodología que se decida implementar.

Todavía hay tiempo de participar en la formulación del Plan de Desarrollo Distrital, que sea este espacio el primer momento para establecer acuerdos ciudadanos y avanzar en la construcción de confianza, tarea para nada fácil pero imperativa para el futuro de todas y todos los que habitamos el Distrito.

Sigue leyendo

Por Juan Carlos Ramírez - opinion@elcolombiano.com.co

Te puede Interesar

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD