<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Juan José García Posada
Columnista

Juan José García Posada

Publicado el 10 de junio de 2019

EL TORPE DETERIORO DE LA PERSONALIDAD

Si pensamos con sana lógica, es decir con una lógica no contaminada por intereses ni prejuicios, lo contrario del libre desarrollo de la personalidad es el torpe deterioro. Los defensores de la tesis del libre desarrollo como justificativa de la permisividad para el consumo de licores y alucinógenos están equivocados. Allá ellos si nunca han sentido cercana a sus familias la amenaza del alcoholismo y la drogadicción, o el riesgo de que los menores y adolescentes caigan en las redes de traficantes próximos a parques y colegios. Insisto en que están confundiéndose y tergiversándose tres conceptos, libertad, desarrollo y personalidad, para sustentar con un sofisma el garantismo buenista, alcahueta e irresponsable.

¿Cuál libre desarrollo de la personalidad? En primer término, la libertad es la condición del que no es esclavo, ni está preso en cualquier forma de prisión, física, psicológica o moral. Cito cuatro antónimos de ese vocablo tan mal llevado y traído, que se desgasta por tanto abuso mediático y jurídico: Se oponen a la libertad la dependencia, la esclavitud, el sometimiento y la sumisión. No puede ser libre quien depende, está sometido, es sumiso, es esclavo de una adicción, entendida como dependencia de sustancias o actividades nocivas para la salud o el equilibrio psíquico.

Desde cuando emergió hace años la jurisprudencia sobre la dosis mínima en la Corte Constitucional, he dicho en diferentes momentos y espacios que la invocación del libre desarrollo de la personalidad es sofística. Si un comportamiento humano es perjudicial, porque atenta contra la salud individual y pública, deja en suspenso los conceptos de libre, desarrollo y personalidad, porque la libertad no es la potestad de hacer todo cuanto a uno le plazca. Para ser libre se necesita capacidad de discernimiento. No obra con libertad quien acusa incompetencia ética para diferenciar lo verdadero de lo falso, lo justo de lo injusto, lo bueno de lo malo, lo conveniente de lo inconveniente.

La sindéresis, esa capacidad natural de juzgar, es condición esencial de la libertad. Desde Aristóteles se ha definido, y muchísimas veces se ha olvidado, la libertad como facultad de hacer lo que debe hacerse. Esa facultad de hacer lo que debe hacerse implica, por consiguiente, autonomía y criterio responsable. Autonomía, porque para ejercer la libertad se necesita salir de la minoría de edad, decidir por sí mismo. No es libre quien obra de modo heterónomo. En cuanto a desarrollo y personalidad, una conducta nociva es involutiva, regresiva. No genera progreso, avance, sino todo lo contrario. Por su carácter destructivo, disminuye la personalidad, la degrada, la envilece, claro que si entendemos la personalidad como el conjunto de cualidades que constituyen al sujeto inteligente. Por eso, detrás del llamado libre desarrollo está escondiéndose el torpe deterioro de la personalidad.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

CHANDRAYAAN-2

El cohete fue lanzado ayer por la India y está previsto que se pose en la Luna a inicios de septiembre.

$titulo

TERRORISMO DEL ELN
El grupo guerrillero quemó dos camiones en Valdivia y obligó a cerrar varias horas la vía a la Costa.