<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
David Escobar Arango
Columnista

David Escobar Arango

Publicado el 17 de junio de 2019

Expediciones lingüísticas

Querido Gabriel,

En Guardianes de la Sabiduría Ancestral, Wade Davis nos recuerda la importancia de las lenguas, de las culturas. “Cuando desaparece un idioma es el equivalente a que una bomba cayera sobre el museo del Louvre”. Desde otra perspectiva, quien aprende una lengua se vuelve dueño, sin quitarle nada a nadie, de un gran museo, tal vez de mucho más. Otra metáfora posible sería la de un mundo, un planeta entero, con su historia astronómica y geológica, su biología y su etnografía, sus conflictos y sus milagros, su misterioso pasado y su impredecible futuro. ¿Será que hablamos de los idiomas?, ¿conversamos sobre estudiarlos y aprenderlos, para acercarnos a otros mundos, para ampliar el nuestro?

Una lengua es mucho más que un simple código. Quien haya tratado de aprender una diferente a la materna, sabe que es un proceso en el cual se estudia una gramática mientras se aprehende, con hache, una civilización. Eso dicen los franceses. En El Hablador, Vargas Llosa escribió cómo una tribu amazónica peruana tiene decenas de palabras para el color verde. Hace unos días, un amigo chino me explicaba su calendario lunar, y cómo esa forma de ver los ciclos naturales marca profundamente sus conversaciones sobre el tiempo y la existencia. ¿No crees que un aporte a la paz mundial sea enseñar a los niños dos o tres idiomas, para que comprendan que “los otros” no son de temer, que solo son diferentes, porque tienen otros colores, tiempos, alfabeto, o usan un sistema numérico diferente?

Por otro lado, los beneficios prácticos de aprender otras lenguas son inmensos. Practicar un idioma es uno de los ejercicios más productivos para el desarrollo de nuestra mente. En el trabajo, por ejemplo, saber inglés multiplica el ingreso y las oportunidades futuras, algo que bien vale algunas trasnochadas y esos momentos de vergüenza por no saber decir aún lo más simple. Hace poco oí a un ejecutivo decir que estudiar idiomas pasaría de moda, porque con la inteligencia artificial estamos a meses de poder ofrecer una traducción universal simultánea. Habrá que aprovechar estas tecnologías, por supuesto, pero sin perdernos la maravilla del encuentro con otras culturas, ni placer de una palabra nueva, o de esos primeros pasos tambaleantes, cuando nos tropezamos y nos levantamos, las veces que sea necesario, para avanzar sonrientes hacia el final de cada frase, hasta emprender un diálogo. ¿Será que todos deberíamos tener como ejemplo al Leonel de La Luciérnaga, que estudia incansablemente inglés en San Ignacio?

Cuando aprendemos otro idioma, o algunas palabras al menos, cuando podemos leer una revista, un periódico, o aproximarnos a un poema en su lengua original, nos estamos regalando un universo, a la vez que transformamos el propio. Borges, por ejemplo, se movía entre inglés moderno, el antiguo, el latín, el alemán, el francés, el italiano, el portugués, las lenguas escandinavas e incluso el japonés y traía siempre al español regalos de cada uno de esos viajes. ¿Qué sería de nuestro español americano sin la herencia de ese alquimista multilingüe? Hablemos de esa expedición descubridora, de ese encuentro de mundos, que es estudiar una segunda o tercera lengua. Celebremos que cada palabra contiene una historia, y cada idioma, es en sí mismo, un universo viviente, que la expedición para aprenderlo importa, como todo viaje, no por el destino, sino por la aventura que nos espera.

*Director Comfama

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

EL CES, EN ALTA CALIDAD

El Ministerio de Educación reacreditó a esta Universidad, otros seis años, por sus altos estándares.

$titulo

GERMÁN NAVAS TALERO

El representante a la Cámara ha vertido información falsa en sus redes, afectando reputación ajena.