<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Humberto Montero
Columnista

Humberto Montero

Publicado el 02 de marzo de 2021

GEOPOLÍTICA DE LA TORTILLA DE PATATAS

La diferencia entre el socialismo y la economía de mercado está en un pincho de tortilla. Sí, la celebrada tapa española de huevo y papa cuajada explica ambas visiones de la economía y, por tanto, del mundo. Lo comprobé este sábado pasado, cuando charlaba en el coche con mis hijos sobre la posibilidad de trasladarnos a vivir a La Habana. Analizaba con ellos los pros y los contras de tal posibilidad, incluido el hecho de tener familia tanto en Cuba como en Miami, cuando me preguntaron por eso del comunismo. Así que recurrí a la tortilla, siempre deliciosa con o sin cebolla.

-Imaginemos que hay diez bares donde cada cual hace el pincho de tortilla a su gusto. Unos lo hacen mejor y lo venden más caro, y otros le ponen menos mimo y lo venden más barato. Los clientes deciden en función del precio y de lo bueno que esté el pincho, a dónde van de tapas. ¿Lo pilláis? - les pregunté tras la introducción.

-Siiiiii- respondieron al unísono con tono displicente.

-Bueno, pues de repente y para evitar que a unos les vaya muy bien y a otros no tan bien o incluso mal llegan unos al poder que deciden acabar con esas diferencias. Para ello, nacionalizan todo, anulan la ley de la oferta y la demanda, y fijan ellos el precio de las cosas, incluidos los pinchos de tortilla.

- ¿Y, ¿qué pasa? - preguntaron.

-Pues lo que pasa es que, poco a poco, el que hacía unos pinchos de tortilla de tres estrellas Michelín va dejando de hacer esos pinchos tan ricos porque, total, le van a dar lo mismo que al del bar de enfrente, que hace un ladrillo incomestible. ¿Consecuencia? La economía se vulgariza y la iniciativa personal cae en la desidia porque todos vamos a vivir más o menos igual, así que ¿para qué estudiar más de lo necesario o empeñarte en destacar y hacer las cosas mejor que el resto? Eso es el socialismo y el comunismo: el empobrecimiento de ir contra el estado natural.

Por el retrovisor pude detectar en sus caras que lo habían entendido, aunque sin demasiado entusiasmo, así que seguimos la conversación por otros derroteros.

La anécdota ejemplifica de forma simple las diferencias entre ambos mundos. Cierto es que la economía de mercado tiene también sus contras, como los monopolios y oligopolios, en cierto modo distorsiones socialistas del capitalismo, y que sus excesos nos han demostrado cómo acaban: en los “crack” del 1929 y del 2008. Sin embargo, de ambos cataclismos se sale.

Viene todo esto al hilo de la visita de la ministra española de Exteriores, Arancha González Laya, a la frontera colombo-venezolana, donde la Cooperación Española desarrolla varios proyectos. Al parecer, al orondo payaso de Miraflores, que ya está Maduro, no le ha parecido bien que Laya supervise la situación de los migrantes venezolanos en Cúcuta. “¿Qué hace la canciller de España allá, en vez de irse al Mediterráneo a buscar a los refugiados que huyen de África y mueren en el Mediterráneo? ¿Por qué viene a meterse en los asuntos de Venezuela?”, excretó Maduro. “Go home, canciller de España, basta de humillaciones contra Venezuela, favoreciendo a los paramilitares colombianos, al Gobierno de Colombia, a los asesinatos y masacres”, agregó el gelatinoso bufón.

No merece la pena gastar una palabra más en este inútil asesino. Millones de venezolanos han huido de un país rico desde que el chavismo puso sus botas en Miraflores. Eso es el comunismo: cleptocracia, retórica de confrontación incesante y hambre. Por eso, cuando pisas La Habana decenas de jóvenes se te ofrecen por una camiseta o un puñado de bolígrafos. Por eso, no iremos a vivir allí hasta que la libertad regrese

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

VETERINARIOS

En el Natacha Mejía Castrillón han recuperado 100 tortugas que serán devueltas a su hábitat natural.

$titulo

PIQUES ILEGALES

Las noches de Medellín se ven perturbadas por el irrespetuoso ruido de carros y motocicletas.