<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Fernando Velásquez Velásquez
Columnista

Fernando Velásquez Velásquez

Publicado el 07 de enero de 2019

IDA VITALE

Esta columna nació en Madrid la pasada navidad cuando, al pasear por la Calle Mayor a la altura del número 18, llegué hasta la Librería Méndez y quise mirar la sección de literatura. Allí, para mi gran agrado, encontré la “Poesía reunida” de esta maravillosa vate uruguaya hija de emigrantes italianos, publicada por TusQuets Editores en su colección “Nuevos Textos sagrados” quien, a sus 95 años, fue distinguida el año pasado con el Premio Cervantes galardón que apenas recibirá el 23 de abril de 2019, en la Universidad de Alcalá de Henares, por “su lenguaje, uno de los más reconocidos en español”.

Por supuesto, quien pueda leer esta compilación notará en seguida que está ante una verdadera artesana de la palabra que pule sus poemas, verso a verso, con el cincel de su preclara inteligencia y que con ellos busca deleitar a los cultores de esa bella forma de expresión humana; en ellos, amén de su musicalidad, se encuentra una profundidad insondable como cuando dice: “caminar despacio, a ver si, tentado el tiempo, hace lo mismo”; y expresa: “qué pocas cosas tiene este callado mundo, más allá de mis cosas”. Por eso, y debe entenderse como una recomendación para sus escuchas, señala: “procura llegar flotando a la altura para volar con el viento, como un pájaro entre ciento, sin canto pero encantado”.

Esta poetisa, escritora, profesora, traductora y crítica literaria es una auténtica guerrera que ha enfrentado con tesón la vida y las adversidades; esto último, la llevó a exiliarse en México en 1974 tras el advenimiento de la dictadura en su país. Después, vivirá en Austin (Texas), durante treinta años hasta que se aposenta en su querido Montevideo desde 2016. Y como mucho ha visto galopar las auroras sobre los años, podrá expresar con profunda belleza: “se abren los equinoccios y oraculares libros cierran historias sigilosas, alzan castillos en el aire de los cruces solares, y crece, ajena, la magia del solsticio de verano”.

Ella, como buena creadora, ama la soledad que ha sido partera de muchas de sus producciones tal vez porque –con su gran amor por la naturaleza y todos los seres vivientes– se siente un ave que cruza los espacios: “como este pájaro que espera para cantar a que la luz concluya, escribo entre lo oscuro, cuando nada hay que brille y llame de la tierra”, porque “no respiran los pájaros: por su canto respira el mundo”.

Así mismo, sabedora de la valía de su legado, dice: “también quede conmigo mi esperanza de tiempo, mañanas de hojas nuevas bajo lluvias y tardes donde un canto futuro, que hoy no alcanzo, comience”; así las cosas, muy retadora, invita a otros a que continúen su dulce trajinar: “a mí misma me ofrezco aprender día a día en el mundo, luego al mundo le ofrezco día a día olvidarlo, para yo no ser menos”. Esta artista, pues, seguirá presa de sus efluvios y podrá gritar a los cuatro costados del planeta que “caminará por puentes, nadará entre dos aguas, sonriendo a piedras siempre ajenas, entrará en el verano como en el prado de ortigas sin más jardín que el de la noche”.

Estamos ante una fecunda artista de los pequeños poemas, esa muy difícil técnica que busca plasmar en pocas rimas muchas cosas bellas para bañar el alma del lector y dar lugar a que afloren las reflexiones y las pausas; se trata de una pintora ágil que con su pincel se derrama sobre el lienzo para plasmar sus figuras y llorar a sus ciudades y pájaros amados. Esta mujer sorprendente deja, entonces, un legado maravilloso para la historia de la poesía que trasciende todos los tiempos y alumbra las voces inspiradas de los escritores del mañana, porque en medio de sus versos intemporales late la vida con fuerza y la naturaleza desfila orgullosa porque ella, la gran Vitale, le canta gloriosa a través de los siglos.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

TOM Y JERRY

Ochenta años cumplieron los personajes del gato y el hábil y huidizo ratón. Siguen todavía vigentes.

$titulo

CHOQUE MÚLTIPLE POR PIQUES

Uno de los tantos piques ilegales y sin control terminó con cinco carros chocados en la Av. 33 de Medellín.