<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Carmen Elena Villa Betancourt
Columnista

Carmen Elena Villa Betancourt

Publicado el 13 de febrero de 2019

¡Infórmese quien pueda!

Así titula uno de los capítulos de “¡Sálvese quien pueda!” el último libro de Andrés Oppenheimer sobre el cambio acelerado que traen las nuevas tecnologías, los robots, los algoritmos y la inteligencia artificial. Advierte de manera realista sobre aquellas profesiones que tienden a desaparecer como consecuencia de los nuevos inventos que están marcando un antes y un después en el mundo laboral.

Confieso que al enterarme de la publicación de este libro me asusté pensando cómo el periodismo ya se está viendo transformado y preguntándome hasta cuándo tantos años de estudio iban a seguir teniendo validez en un mundo donde millones de personas alrededor del mundo han perdido su empleo y este ha sido sustituido por máquinas, robots o programas de internet.

Cuando ingresé a la universidad, en aquel ya lejano 1997, internet estaba en pleno auge. En mis cinco años de carrera fui testigo de los cambios que estaba trayendo esta nueva revolución de las comunicaciones. Ahora soy testigo, como muchos de mis colegas contemporáneos, de cómo la tecnología está sustituyendo el talento y la formación humana: archivistas, traductores, mecanógrafos, fotógrafos e incluso escritores, están siendo sustituidos con los buscadores, los traductores automáticos cada vez más precisos, los programas de tipeo automático (que predicen la pronta desaparición del teclado), las cámaras de los celulares con fotos tomadas con nitidez y arte y las noticias que se escriben solas gracias a los Heliograf, una tecnología que ya utiliza el Washington Post y que escribe artículos sobre temas en los cuales se requiere una información estándar, como resultados de campeonatos deportivos o de las elecciones en un país, y que con la tecnología de los algoritmos, puede contextualizar la noticia, tomando artículos antiguos que hablan sobre el mismo hecho.

El autor menciona un elemento que podría hacer temblar a más de un periodista: los artículos escritos con esta tecnología tienen menos posibilidades de equivocarse porque están programados para encontrar con precisión los datos que necesitan. Entonces, ¿seguirá siendo necesaria la inteligencia humana para la escritura de los artículos informativos?

Sin embargo, y lo cuenta Oppenheimer en su libro, el Washington Post en lugar de reducir el número de trabajadores, se ha dedicado a contratar más especialistas, pues el propósito del Heliograf es “quitar las tareas tediosas y mundanas a nuestros reporteros y permitirles que se enfoquen en historias mucho más sofisticadas”, como dijo Jeremy Gilbert, director de iniciativas tecnológicas de este medio de comunicación.

El autor no tuvo en cuenta otros fenómenos como los video aficionados, que muchas veces llegan al lugar de los hechos más rápido que los camarógrafos mejor entrenados de los medios tradicionales. Ahora cualquier transeúnte registra en su cámara de celular, noticias impredecibles como tiroteos o atentados terroristas. Y esa imagen vale oro para cualquier noticiero o medio virtual aunque el camarógrafo tenga cero conocimiento de tácticas de grabación.

Y aun presentando este panorama, Oppenheimer se muestra optimista frente al futuro del periodismo. Los profesionales de la comunicación podremos enfocarnos más en investigaciones, opiniones, artículos integrados con gráficas, textos, audios y videos. El unir cabos para contar historias atractivas, humanas y verídicas. Algo que la inteligencia artificial no podrá remplazar y que dará un giro para encontrar de manera más nítida ese lado humano y profesional del periodista.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

DA VINCI EN LA UPB
En la Universidad Pontificia Bolivariana se abrió al público la maravillosa exposición Da Vinci 500.

$titulo

ALEJANDRO TOLEDO
El cuestionado expresidente peruano, que huía de la justicia de su país, al fin fue capturado en EE.UU.