<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Elbacé Restrepo
Columnista

Elbacé Restrepo

Publicado el 11 de febrero de 2019

LA FAMILIA: SOCIEDAD CON ÁNIMO DE LUCRO

Así me llamen Vilma Picapiedra, estoy convencida de que pese a los cambios vertiginosos de este mundo, que a veces parecen exceder la velocidad permitida, hay una institución tan firme como una roca en un río caudaloso que resiste todas las embestidas del agua y del tiempo: La familia.

Con la familia construimos sueños y les damos cuerpo a nuestras ilusiones. Compartimos alegrías, logros, carencias y abundancias. Descargamos dolores, lágrimas y frustraciones, que suelen llegar y no poquitas veces. A la familia le confiamos los temores, las incertidumbres y las derrotas. Puede que no siempre sea así. A veces por prudencia, por pudor o por reserva, algunas de esas cosas las guardamos en un baúl íntimo en el fondo del corazón, lo acepto. ¿Pero a quién se lo abrimos? ¿A los amigos de farras y parrandas? No, ellos sólo están para farras y parrandas. ¿A la barra del barrio, del colegio, de la universidad, de la oficina? Tampoco, a lo sumo son compañeros de ocasión. ¿Al amigo o amiga del alma? Bueno, cuando existe sí, pero resulta que esa persona viene siendo como un hermano espiritual, de modo que llegamos al mismo punto: A la familia.

En su papel de padre y abuelo, el periodista antioqueño don Fidel Cano, que también era poeta, les escribió a sus hijos refiriéndose a la casa: “¿Sois felices? Traed vuestra alegría, traedla en este día. ¿Padecéis? Pues venid con vuestra pena. Aquí la dicha se aquilata y crece; aquí al dolor se ofrece en cada corazón un nuevo vaso, y brotan esperanzas y consuelos y se disipan duelos ante el poder del fraternal abrazo”.

La familia es nuestra fuerza. Y donde está tu corazón está tu fuerza. ¿Muy romántica? Puede ser. Pero me sostengo: Todos necesitamos una familia. El chiquitín frágil e indefenso, incapaz de valerse por sí mismo, depende de su familia para alimentar su cuerpo y su alma, para protegerlo y enseñarle a descubrir la vida, ayudándole a diferenciar entre lo que es bueno y lo que no. El adulto que cada día edifica su vida, tiene su familia recibiendo su amor, su apoyo y su fuerza, y le retribuye con amor, con apoyo y con fuerza.

El viejito que ya dio lo que podía, ahí está su familia llenando sus necesidades, recibiendo su sabiduría y manteniendo viva la gratitud por lo que hicieron esos brazos y ese corazón cuando pudieron.

Para mí la familia es una sociedad con ánimo de lucro vital y emocional. Es cobijo, compañía ilimitada, es arraigo, el verdadero lugar al que pertenecemos. Más importante que nacer en una región, es hacerlo en el vientre de una familia, buena o menos buena, pero nuestra, que nos hace firmes para salir a la jungla del mundo, que nos da los valores y principios que se cargan en el morral del alma y que afloran en cada decisión y ante cada disyuntiva de la vida.

Si de la Real Academia de la Lengua me pidieran una definición para complementar las acepciones que ya existen, diría que la familia es un refugio. Pero no un refugio temporal ni provisional, sino un castillo, un alcázar, una verdadera fortaleza en toda su dimensión, compuesta por ese “grupo de personas emparentadas que viven juntas”. Y aunque no vivan juntas, que finalmente se constituyen en las células madres de la sociedad. Hay trabajo. Y también hay esperanza...

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

PATRICIA ARIZA
La dramaturga ganó el Premio Nacional a las Artes y las Letras, que entrega la Universidad de Antioquia.

$titulo

MOTA-ENGIL
Firma portuguesa contratada por el Gobierno Santos para construir megacolegios, denunciada por incumplir.