<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
P. Hernando Uribe
Columnista

P. Hernando Uribe

Publicado el 10 de enero de 2020

Los Magos

Me encantan las acrobacias que veo en los semáforos. Un muchacho que tiende una cuerda de parte a parte de la calle, se sube en ella, se para en un pie y en el otro sostiene un sombrero mientras juega con tres boliches con las dos manos. Y luego la habilidad con que se baja de la cuerda y la quita. Pura magia.

Me fascina ver y oír tocar una sonata de Beethoven a Daniel Barenboim, el gran pianista y director de orquesta argentino; a Rafael Puyana, el gran clavecinista colombiano, tocando la Fantasía de Bach; y también, ver y oír a Cyprien Katsaris tocando en el piano una Improvisación en el Japón, o felicitando a Yehudi Menuhin con una improvisación sobre el tema del cumpleaños. Verdaderos magos.

Mago es el que realiza hazañas que rebasan sus propias fuerzas hasta hacerlo sentir dueño de la divinidad, pues lleva en su seno el arte de dominar lo desconocido. Jesús es el mago de los magos por el poder sobrehumano de sus ademanes y palabras. Una noche Nicodemo, lleno de asombro, va a visitar a Jesús con este saludo: “Rabbí, tú has venido de Dios como maestro, porque nadie puede realizar los signos que tú realizas si Dios no está con él” (Juan 3,2). El encuentro de dos magos.

El evangelista Mateo (2,1-12) habla de unos Magos, sabios astrónomos, que se pasaban las noches contemplando el suntuoso misterio de los astros en procura de clarificar el presentimiento que les taladraba cuerpo y alma, y se concretaba en un bebé a quien necesitaban “adorar”, es decir, acariciar el cielo con los labios.

El relato bíblico de los Magos ha estimulado sobremanera la fantasía, la investigación y la reflexión. Estos Magos eran también filósofos, si por filosofía entendemos el amor de la sabiduría, fuerza secreta que ponía a estos hombres en camino hacia Cristo, “el rey de los judíos que ha nacido”.

La estrella de los Magos es para el lector del evangelio un desafío continuo a su sensibilidad, haciéndolo sentir, asumido por Dios, más grande que todos los poderes del mundo material y más valioso que todo el universo. La estrella, guía infalible del corazón.

Llamamos mago a todo el que hace bien su trabajo, el cocinero que prepara una comida exquisita, el labrador que conoce los secretos de la naturaleza, el jefe cuyo único interés es la felicidad de sus subalternos, el artista que aprisiona la belleza de las personas y las cosas. El trabajo bien realizado indica el gusto en cultivar el talento, la magia por excelencia.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

TOM Y JERRY

Ochenta años cumplieron los personajes del gato y el hábil y huidizo ratón. Siguen todavía vigentes.

$titulo

CHOQUE MÚLTIPLE POR PIQUES

Uno de los tantos piques ilegales y sin control terminó con cinco carros chocados en la Av. 33 de Medellín.