Juan José García Posada
Columnista

Juan José García Posada

Publicado el 28 de enero de 2019

LOS RETOS DE LA CIUDAD MILAGRO

El título de Ciudad Milagro se le asignó hace muchos años a Armenia, la capital del Quindío, por motivos tales como la hospitalidad y la vocación emprendedora de los cuyabros (creo que por testarudos, cabeciduros, como las cáscaras de la calabaza) y por el crecimiento sorprendente de la población. El más encomiable testimonio para hacer valer ese distintivo ha sido el de la reconstrucción después del terremoto de hace veinte años, no obstante los problemas, luces y sombras sociales y políticos, que marcan desafíos de magnitud enorme, de los que son cada día más conscientes los armenios y quindianos, como puede apreciarse en las expresiones de inconformidad con el estado actual de cosas y la decisión de afrontarlo sin más actitudes dilatorias y negligentes.

El terremoto ha sido un catastrófico pero potente dinamizador del cambio, como corresponde a un pueblo capaz de crecerse cuando ha padecido las peores adversidades de su historia. En Armenia y el Quindío se perciben hoy en día un sentimiento y una resolución de seguir hacia adelante y vencer los graves problemas socioeconómicos (el desempleo es muy elevado, la desigualdad es patente), la corrupción por la politiquería y, en fin, las diversas e inquietantes consecuencias de una ebullición demográfica vertiginosa cuyas causas han diagnosticado sociólogos, politólogos, historiadores y planificadores.

Recuerdo con estremecimiento inevitable el escenario de la ciudad en las tenebrosas jornadas posteriores al terremoto del 25 de enero de 1999. Para qué volver a describirlo. ¡Basta, las penas tienen su pudor! En Medellín nos unimos a la campaña nacional de ayuda. En particular, formamos con un grupo de quindianos (lo soy por adopción) la corporación de Amigos del Quindío, por término de dos meses. Me distinguieron para presidirla. El Colombiano nos brindó una colaboración inmensa. Nos comprometimos a contribuir a la solución de dos problemas urgentes, precisos, sin recibir ni un centavo ni un bulto de ropa o de víveres: Las señoras asistieron a centenares de damnificados en clínicas y hospitales. Los hombres instalamos en colegios de la capital de Antioquia a más de cien jóvenes cuyos establecimientos en Armenia y pueblos vecinos quedaron en ruinas. Bastaba una carta de acreditación por fax del entonces Obispo, Monseñor Roberto López, para que los rectores acogieran en Medellín a los muchachos que no podían quedarse en el aire.Armenia y el Quindío van a rehacer su condición de región modelo. Tienen con quiénes construir un porvenir distinto, de paz y justicia social. Lo ha expresado con sapiencia el nuevo Obispo (y colega periodista) Carlos Arturo Quintero Gómez, líder espiritual y social, en el Te Deum del viernes, al exhortar a construir “nuestra casa común”. Escuchar aquí: https://soundcloud.com/lavozdelaesperanzafm/ Sobre las ruinas ha seguido resurgiendo la Ciudad Milagro.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    JAMES RODRÍGUEZ
    El crack colombiano se consolida en el Bayern de Munich, colíder de la Bundesliga. El domingo hizo tres goles.

    $titulo

    ROY CHADERTON
    Excanciller y exembajador venezolano. Por sus agresivas y amenazantes declaraciones contra Colombia.