<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Humberto Montero
Columnista

Humberto Montero

Publicado el 07 de mayo de 2019

Maduro firma las tablas

Nunca hasta la fecha ha estado tan cerca y a la vez tan lejos la liberación del pueblo hermano de Venezuela. Ya ni siquiera respalda al dictador Maduro su amigo Putin, si nos fiamos de las declaraciones de Trump. El único respaldo sólido al dictador caribeño parece ser el cubano, lo que da para torturar a conciencia a un buen puñado de demócratas, pero poco más. La fuga de seguidores es tan obvia, incluso entre la extrema izquierda mundial, que la única manifestación en favor de la tiranía chavista en España, por ponerles un ejemplo, tuvo lugar el pasado sábado en Bilbao y apenas logró concentrar a unas docenas de líderes de Bildu (el partido al que votan los terroristas de ETA, por simplificarles el asunto) y de Podemos, la sucursal castrochavista española. Bajo el lema “No al golpe», ni siquiera quienes portaban la pancarta se creían sus propias sandeces. En definitiva, hasta los «perrofalutas» reniegan del gordinflón de Miraflores, quien, por cierto, cada día se asemeja más al carnicero norcoreano Kim Jong-Un, en su rictus y hasta en la vestimenta.

Escribí a finales del pasado febrero en la columna titulada «Tic-Tac» que ya había ruido de sables en los cuarteles de Venezuela, más entre los cuadros medios de la Fuerza Armada. Sin embargo, los cálculos del presidente Guaidó no han sido del todo certeros a la hora de calibrar el respaldo que aún le quedaba a Maduro en la cúpula militar. Sin el apoyo de un puñado de generales de los que de verdad importan, no de los que han sido ascendidos en los últimos años, es imposible el vuelco político en el país caribeño. Da igual que millones de personas tomen el país cada día hasta el fin de los tiempos porque hace tiempo que el régimen perdió las calles y, por tanto, desoye el clamor popular como quien ignora a un tarado con un colador en la cabeza por sombrero. Guaidó es consciente de que a la tiranía le importa un bledo su pueblo. Lo único que les mantiene unidos es la tupida red de latrocinio en que se han convertido las estructuras de poder. Vinculadas, por cierto, a actividades criminales que van desde el narcotráfico al blanqueo de capitales, pasando por la no menos lucrativa compraventa de alimentos y medicamentos, de la que sacan pingües beneficios la cúpula castrense de nuevo y viejo cuño.

Guaidó ha logrado movilizar a una nada desdeñable parte del Ejército, pero no poner entre la espada y la pared a la guardia pretoriana de Maduro y Cabello. Este hecho, podría llegar a desmoralizar a los cuadros intermedios, que están esperando una señal nítida para levantarse en armas de una vez por todas y forzar así el alzamiento de todos los cuarteles.

Por eso, la presión de la población civil frente a los cuarteles es crucial todos los días. No para tratar de que el régimen dé marcha atrás sino para impedir las purgas de los militares leales a la ley y a la democracia, violada una y mil veces por Maduro. Sin esa presión, la liberación de Venezuela volverá a la casilla de salida y la partida quedará de nuevo en tablas. Y eso solo beneficia a la tiranía.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

COLOMBIA, OCEAN AWARDS

El país ganó el reconocimiento de la Blue Marine Foundation de Inglaterra, por proteger sus mares.

$titulo

MICHEL PLATINI

El otrora astro francés y dirigente FIFA fue detenido por corrupción en asignación Mundial Qatar 2022.