<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
David Escobar Arango
Columnista

David Escobar Arango

Publicado el 30 de septiembre de 2019

Pesimismo, descontento e insatisfacción

Querido Gabriel,

En una conversación con Pinker, Ricardo Sierra, el líder de Celsia, dijo: “Entonces debemos agradecer a los pesimistas, porque desencadenan el progreso”. Quise convertirlo en pregunta: “Profesor, ¿no es fundamental que alguna gente sea pesimista?” El invitado respondió: “Lo importante no es el pesimismo, sino la exactitud. Debemos observar y reconocer lo verídico, positivo o negativo, nos convenga o no”. Sin embargo, ante esta idea, surgen más preguntas. ¿Será que nos alcanza con los ideales del liberalismo y del humanismo? ¿No será que se necesita una motivación intrínseca, más antiguamente humana, una fuerza psicológica individual y colectiva que movilice el futuro? ¿Conversamos sobre pesimismo, descontento e insatisfacción?

Jorge Giraldo planteó, hace una semana, la pregunta más urgente. “¿Por qué la gente está molesta si estamos mejor?” Pinker lo menciona como una de las más notorias excepciones a sus hallazgos. “Estamos más angustiados”. Las protestas callejeras de ciudadanos en muchos países externalizan el fenómeno. La depresión y el estrés laboral nos muestran, por otro lado, su rostro más íntimo. El pesimismo (todo va peor), y el descontento, su expresión formal, tienen algo en común. Ambas nos lanzan hacia la angustia, nos desempoderan. El primero viene de la etimología indoeuropea “tropezar, caer”. El segundo quiere decir “no estar alegre”.

Jorge habla de la desigualdad y de la dignidad, y cita a Fukuyama: “ La gente demanda respeto, dignidad, reconocimiento”. Pinker dice que la desigualdad que más duele es la injusta. No nos afectan los empresarios que logran su riqueza desde la creatividad y el trabajo, dentro de la legalidad. Aún más, los capitalistas conscientes, que hacen dinero y cuidan a la gente y al mundo, no generan furia, sino cariño. Duele la riqueza de un general del ejército en Venezuela o, en Colombia, la de un servidor público de oficio. Nos enfurecen los negociantes de la corrupción. ¿Será que la solución acá es, de nuevo, el posibilismo? Pensar que los problemas tienen solución, y actuar en consecuencia, desde la moderación intelectual y emocional.

El optimismo irracional, de un lado, frenaría el progreso y nos transportaría al Mundo Feliz de Huxley. Una más de aquellas utopías que nos roban la libertad, la duda, y la insatisfacción de donde surgen la ciencia, el arte y las demás empresas humanas. Por el contrario, el pesimismo, el anuncio del apocalipsis, atraería, como conversamos, una depresión colectiva y populismos revolucionarios. Si nada sirve, si todo va mal y hay que crear un nuevo orden, debemos barrer con todo lo existente. Si todo va bien, no habría que hacer nada. Ninguna de las dos ideas seduce, inspira o resuelve. Quedamos paralizados o lanzados al vacío.

¿Pero cómo nos vamos a quedar sin hacer nada? Ante la angustia, la corrupción, el miedo a perder el planeta y la vida, te propongo complementar la tertulia pasada, donde hablamos de posibilismo, con la idea de la energizante insatisfacción. Para provocar la conversación sugiero darle una mirada a su etimología: “acción o efecto de no hacer todo lo necesario” y dar una mirada a las ideas del sicólogo norteamericano Philip Zimbardo, cuando dice que debemos orientar mejor nuestra perspectiva temporal y mirar un poco más hacia el futuro. “Tener pasado es tener raíces, disfrutar el presente nos da energía, trabajar para el futuro nos da alas”. Insatisfacción y posibilidad, deseo y búsqueda, vivir sin miedo, actuar sin rabia.

*Director de Comfama

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

BIBLIOTECA CELEBRA

La Biblioteca “Héctor González Mejía”, de Comfenalco, en el Centro, cumple 40 años de servicio.

$titulo

ASESINATO DE INDÍGENAS

Cifras aterran: entre enero y septiembre, han sido asesinados 83 de ellos, de 18 comunidades del país.