<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Taller de Opinión
Columnista

Taller de Opinión

Publicado el 17 de mayo de 2019

¿Qué pasa con nuestro juzgamiento?

Por Samuel Vásquez Rivas

Universidad Pontificia Bolivariana.
Comunicación Social-Periodismo,
4° Semestre. svasquezrivas95@gmail.com

Una parte fundamental del deporte es el papel que tiene el árbitro, como responsable de hacer cumplir las normas sobre el terreno de juego o en cualquier pista. A diferencia del Ultimate frisbee, donde los partidos se hacen con autorregulación por parte de los jugadores, otras disciplinas deben ser reguladas para perseverar con la idea del juego limpio, más que todo en Colombia, donde se vive una cultura del que saca provecho o del “avispado”. Sin embargo, encontrar en los últimos años a un buen árbitro, con unificación de criterios y ética profesional en la Liga Águila, ha sido una tarea tortuosa para la Comisión Arbitral y para el público futbolero en general; un pecado más de nuestro balompié nacional.

Con la llegada del TAS en muchos países, las acciones y antecedentes de nuestros jueces de campo han quedado desvirtuados completamente, haciendo pasar del error humano a la conchudez, para los fervientes hinchas que ven partido tras partido: faltas inexistentes, fueras de lugar mal cobrados y jugadas extrañas, que terminan afectando en el rendimiento resultadista de un equipo. Por ejemplo, Nacional Vs Santa Fe en la última fecha del todos contra todos, donde Carlos Ortega no vio un balón que ya había salido completamente del terreno; posteriormente esta jugada terminó en gol del equipo visitante, con el árbitro a unos 7 metros de la acción (cerca).

El nerviosismo de los equipos va en aumento, pues en una final con un título en disputa, un mal procedimiento puede ser definitivo, dañando un proceso deportivo de meses o años, perdiendo todo un semestre por un agente externo al juego en sí. Y bien difícil que sí es en Colombia aspirar a tener un buen papel dentro de las canchas. Incluso, también es difícil encontrar un árbitro que tenga un nivel digno de partidos definitivos.

Wilmar Roldán, Bismarck Santiago y Andrés Rojas son algunos de los referentes arbitrales de los últimos años en Colombia, teniendo además escarapela Fifa con la ilusión de poder pitar un partido internacional. Pero cuando ese sueño se cumple no hay felicidad completa y se dejan notar los vacíos de formación que tienen estos responsables del juego limpio, como la poca capacidad de usar el VAR o aguantar la presión de dirigir un encuentro de Copa Mundial o Copa Libertadores; ya pasó con Roldán, siendo el de más alto nivel en el fútbol colombiano.

*Taller de Opinión es un proyecto de
El Colombiano, EAFIT, U. de A. y UPB que busca abrir un espacio para la opinión
joven. Las ideas expresadas por los columnistas del Taller de Opinión son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de El Colombiano, ni las universidades
e instituciones vinculadas con el proyecto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

PARQUE EN LA SEBASTIANA

Un nuevo parque deportivo en el barrio La Sebastiana, de Envigado, al servicio de la comunidad.

$titulo

PEDRADA HIERE A PASAJERA

Una pedrada desde el puente Madre Laura a un vagón del Metro causó heridas a una pasajera.