<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Juan Gómez Martínez
Columnista

Juan Gómez Martínez

Publicado el 21 de marzo de 2019

Sin presión y sin violencia

El señor presidente puede ir a donde quiera en el territorio colombiano y a donde lo inviten de buenas maneras, pero sin presión y, con mayor razón, sin violencia.

Los indígenas quieren que el presidente Duque los visite bajo presión y ejerciendo violencia contra todos los que se atrevan a transitar por la carretera Panamericana. Ya asesinaron un policía. El mandatario de todo el pueblo colombiano no se puede dejar presionar por los violentos y mucho menos, cuando estos son manejados por narcotraficantes y cultivadores de coca. Si quieren hablar con él, tienen todo el derecho, como cualquier colombiano, pero con cita previa y en su despacho. Lo otro es una pretensión inadmisible.

No es ningún secreto que la región donde ejercen la violencia es la zona de Colombia con más cultivos de coca, por donde sacan el producto de esos cultivos después de procesada la droga y donde se asientan los miembros de las Farc, narcotraficantes y asesinos. La disidencia está en el Congreso.

Si Juanpa -como le gusta que le digamos- prometió y no cumplió durante su mandato, no tiene por qué pagar quien lo sucedió y quien recibió un país en ruinas y tan violento como a finales del siglo pasado.

El punto dos que quiero tratar: sucede un hecho de la naturaleza que afectó la construcción de Hidroituango. Se nos vino el país encima, Juanpa – como le gusta que le digamos- sacó el cuerpo y dijo que ese era un problema de los antioqueños y de Medellín. Es cierto que la Nación no ha puesto un solo peso en EPM. Todo ha sido esfuerzo de los antioqueños y el cumplimiento con el pago de las tarifas. Nunca la Nación se ha preocupado por ayudar a Antioquia en sus servicios públicos. Las peores carreteras las tenemos nosotros, apenas ahora se habla de dobles calzadas.

Resulta que en la región Caribe fracasó la empresa que prestaba los servicios de energía. Por incumplimiento en los pagos por parte de los usuarios. Ahora resulta que todos los colombianos, incluyendo a quienes tenemos que responder por los daños de Hidroituango, tendremos que pagar una sobretasa para recuperar lo que ocurrió con Electricaribe. Son injusticias contra una región que ha sabido manejar sus empresas.

Pero, viene lo peor. Resulta que nuestro gobernador, que hace parte de la sociedad de Hidroituango y que esperaba recibir algunos recursos de la sociedad de generación este año, se ha ido contra la empresa más querida de Antioquia, EPM. Ahora se une con los gobernadores de la región Caribe, los mismos que no pagaban las facturas de energía y quebraron a Electricaribe, para demandar a las Empresas Públicas de Medellín, su propia empresa, pero seguramente pensando en su futuro político.

Si gana votos en la Costa, que no cuente con los votos de los antioqueños.

Punto tres: dos veces he sido senador principal y una vez, a mucho honor, como suplente del doctor Ignacio Vélez Escobar. En ese recinto de la democracia, los temas se discutían con educación, con moderación, con cultura. Ahora estamos en el modo Farc, los temas se tratan con gritos, con insultos, con calumnias. Esos son los que dictarán las leyes para cumplirlas como manda la democracia.

¡Pobre Colombia!.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

ABIY AHMED ALI

El líder africano, 43 años, primer ministro de Etiopía, galardonado con el Premio Nobel de Paz 2019.

$titulo

DIOSDADO CABELLO

Cada vez alcanza mayores niveles de ordinariez y chabacanería en sus insultos al presidente Duque.