<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Invitado
Columnista

Invitado

Publicado el 11 de febrero de 2019

SOMOS VULNERABLES

Por FELIPE AGUDELO OLARTE

“Ustedes no saben lo que han hecho”, así comenzó Jesús Vidal sus palabras al recibir el galardón a mejor actor revelación en los Premios Goya, el 2 de febrero, por su participación en la película Campeones (2018) del director Javier Fesser e inspirada en la historia del equipo de baloncesto español Aderes Burjassot, formado por personas con discapacidad intelectual.

En su discurso lleno de emotividad y no en menor intensidad en el público, Vidal, siendo la primera persona con discapacidad visual en ganar en este evento, agradeció a quienes acompañaron el rodaje del filme y a su familia. Fueron de gran fuerza sus palabras a su madre por ayudarle a ver “la vida con los ojos de la inteligencia del corazón” y a su padre a quien le dijo: “con solo una sonrisa, cambiabas y cambias el mundo”.

El actor expresó que a su cabeza venían tres palabras: “inclusión, diversidad, visibilidad”. A través de ellas nos permite comprender la importancia de cada vida que necesita ser puesta en el gran rodaje de este macrofilme que se llama “humanidad”, en la que en su condición única cada quien tiene derecho a interpretar su propio papel y a poder ser visible en una sociedad donde muchos son puestos en el “detrás de cámaras”. Este premio es un reconocimiento a la vulnerabilidad humana, la que hace parte de nuestra sociedad y que a todos nos toca y pertenece.

Concluyó diciendo en su discurso: “queridos padres, a mí sí me gustaría tener un hijo como yo, porque tengo unos padres como vosotros”. ¿Qué pide la vulnerabilidad? Ser amada, aceptada e integrada. Ella a nivel individual pero principalmente como sociedad nos cuestiona nuestras estructuras limitadas y no incluyentes, el deseo de esconder a quienes no responden a un estereotipo creado por algunos e impuesto a todos, las plantillas que buscan hacer seres humanos en serie y no desde la polifonía de la diversidad.

En su “Sonata y Destrucciones”, Pablo Neruda escribe: “adoro mi propio ser perdido, mi substancia imperfecta, mi golpe de plata y mi pérdida eterna”. De esa “substancia imperfecta” surge, cuando es acogida y acompañada en cada uno y en los demás, la capacidad de lo infinito. La vulnerabilidad no es para ser despreciada, sino en palabras del poeta chileno: “adorada”, es decir, exaltada y valorada, pues en ella cada persona expone lo que le es esencial.

A su padre, Jesús Vidal le afirmó: “eres la persona con más ternura del planeta sin pretenderlo”. Y ¿si también nosotros como sociedad ante la vulnerabilidad fuéramos de una no aparente sino real ternura?.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

CHANDRAYAAN-2

El cohete fue lanzado ayer por la India y está previsto que se pose en la Luna a inicios de septiembre.

$titulo

TERRORISMO DEL ELN
El grupo guerrillero quemó dos camiones en Valdivia y obligó a cerrar varias horas la vía a la Costa.