<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Julián Posada
Columnista

Julián Posada

Publicado el 05 de diciembre de 2020

Sueño

Llega el último mes y uno quisiera evitar hacer cualquier alusión a este extraño bisiesto que supera agüeros y premoniciones, podría tratar de buscar palabras para definirlo y aunque algo de suerte nos haya acompañado, todos hemos perdido en mayor o menor cuantía en este año surrealista que parece imitar las obras de algunos de los artistas de ese movimiento; quizás muchas situaciones las amplifique este encierro y otras sean simplemente la eterna repetición de los sucesos oníricos de siempre en este país que hace años dejó de sorprendernos. Avanzar a tientas y con el corazón empuñado entre las manos para que los vaivenes no lo agiten parece ser la posibilidad de sobrevivir a tanta zozobra.

Vientos huracanados recorren estas tierras, se mueve este sur que palpita buscando construir su historia, las protestas no cesan, el hambre, la recesión y el aumento de la pobreza nos recorren desde bien abajo de Los Andes. Chile marchó y logró convocar a un plebiscito en el que definitivamente va a enterrar la Constitución de Pinochet, el país del milagro económico busca reescribir en una página en blanco la historia de tantas demandas desoídas e insatisfechas. Nuestros vecinos venezolanos siguen esperando que el autoproclamado Guaidó sea algo más que simplemente un título sin ningún efecto real en la nación que expulsa a tantos hermanos a huir por sus fronteras; en Perú, sin necesidad de acudir al voto se modificó el Congreso y se cambió el presidente como quien estrena ropa nueva, a los bolivianos trataron de estigmatizarles y borrarles a Evo Morales de su historia y con eso solo lograron convertirlo en triunfador, mientras que nuestros hermanos mexicanos, ubicados más al norte de este sur, no dejan de sorprenderse con su presidente que encarna lo más onírico de un país que como bien dijo André Breton en 1938 cuando conoció esa tierra: “no intentes entender a México desde la razón, tendrás más suerte desde lo absurdo, México es el país más surrealista del mundo.” Esa frase bien podría aplicarse a todo este continente.

Aquí pretenden asustarnos con los números del futuro como si los del presente no fuesen ya de horror con mujeres y jóvenes empobreciéndose a ritmos inusuales y con “audaces” expertos que pretenden “reactivar” el país pagando sólo el 80 % del salario a quienes engancharán bajo ese perverso modelo de progreso. Cada vez le cuesta más a nuestra vieja clase política y a ese país que se niega a ver los cambios que recorren las calles reconocer que el ejercicio del poder desgasta más que muchos otros y es eso lo que les dificulta el reciclar unos relatos que cada día conmueven menos, el patetismo del diario ejercicio presidencial frente a las cámaras es prueba de una narrativa obsoleta que aumentan el descontento y la rabia frente a los viejos poderes asociados a los medios tradicionales de comunicación que no son hoy más que observadores de esta realidad que aturde y meros objetos de consumo masivo que han perdido influencia y credibilidad. Deberían entender que “el sueño y la poesía son las actividades revolucionarias de la vida.” Lo dijo ya André Breton.

P.D.: Este columnista descansará unas semanas.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas