<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Taller de Opinión
Columnista

Taller de Opinión

Publicado el 08 de octubre de 2019

Tiempos modernos

Por Ana María Heredia

U.P.B. Com. Social y Periodismo
Octavo semestre
ana.heredia@upb.edu.co

¿Quiénes somos y cómo nos sentimos? Esa es quizás la pregunta que nosotros, la generación de hoy, deberíamos hacernos e intentar responder con la mayor sinceridad posible. Vivimos en una constante dualidad por hacer respetar lo que somos, pero al mismo tiempo tratar de agradar a los demás. Estamos en el auge de las paradojas, en donde el famoso “confunde y reinarás” se ha convertido en el mantra diario para utilizar con la persona que nos gusta, y las demostraciones a medias se convirtieron en un paso indispensable en el protocolo de conquista.

La tristeza nos tiene abatidos, y se nos hace tan paisaje el sentirnos así, que ser inseguros surge como una de las nuevas adicciones de la juventud de hoy en día.

La felicidad se nos vuelve un fenómeno tan valioso y escaso que queremos atesorarlo a cualquier precio y nunca dejar ir esos momentos de éxtasis porque, cuando se terminan, el mundo se nos viene abajo, y la posibilidad de decirles a nuestros seres queridos que los extrañamos no existe, porque se cree que así quedaríamos expuestos y el ser vulnerable te hace quedar como alguien “débil”.

En realidad, no nos hemos detenido a pensar que quizás tantos problemas en la sociedad sean el resultado de la explosión de las frustraciones que carga cada uno. En un país como Colombia donde la salud mental está tan subestimada, el suicidio en los jóvenes se convierte en un fenómeno cada vez más común, y tal vez solo es falta de respetar las emociones del otro, lograr escuchar o hablar a tiempo, y entender que amar y expresar no está mal, llorar y extrañar no está mal, buscar a alguien para que escuche no está mal, sencillamente porque sentir no está mal.

Somos la generación de las sensaciones, aquellos que somos prisioneros de nuestros pensamientos y esclavos del orgullo, aquellos que normalizamos el sentirnos mal por varios días y catalogarlo como “crisis existencial”, porque es cotidiano vivirlo cada cierta temporada, aquellos que ponemos nuestra mejor cara de felicidad ante un mensaje de Whatsapp en lugar de mirar a unos ojos y sonreír de frente. En pocas palabras, somos la modernidad más cobarde por sentir tanto y demostrar tan poco .

*Taller de Opinión es un proyecto de
El Colombiano, EAFIT, U. de A. y UPB que busca abrir un espacio para la opinión
joven. Las ideas expresadas por los columnistas del Taller de Opinión son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de El Colombiano, ni las universidades
e instituciones vinculadas con el proyecto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

PASCUAL RUIZ URIBE
El reconocido artista recibirá la Orden Mariscal Jorge Robledo, categoría oro, de la Asamblea Departamental.

$titulo

CIFRAS DE DESPLAZAMIENTO
En 2019, según la Defensoría del Pueblo, más de 15 mil personas han sido desplazadas forzosamente.