Enrique López Enciso
Columnista

Enrique López Enciso

Publicado el 11 de febrero de 2019

El día después

Las cosas parecen haber cambiado para Venezuela en este comienzo de año, aunque todavía es incierto el desenlace de su profunda crisis. Aún en el mejor de los casos, con una salida en la cual se acuerde una transición ordenada y sin derramamiento de sangre que respete las leyes nacionales e internacionales, el gran desafío es reconstruir una economía arruinada por la incompetencia de la política económica de la era chavista.

Con los elevados precios del petróleo el derroche de Chávez alcanzó niveles estratosféricos con un gasto interno desbordado y transferencias millonarias a los países que lo apoyaban. En ese entonces comenzó el desmantelamiento de la estatal petrolera, PDVSA, a la cual se asignaron múltiples funciones, al tiempo que se expulsaba a su personal calificado. Ya en aquel tiempo Chávez era cada vez más autoritario, había comprado a las altas Cortes y desmantelado el sistema de pesos y contrapesos de una democracia.

En una economía como la venezolana fuertemente dependiente del petróleo, el colapso desde 2014 del precio de ese bien básico fue un golpe devastador. Al fin y al cabo, esa era la casi exclusiva fuente de divisas, pues la poco competitiva industria venezolana estaba dedicada al mercado interno. La respuesta del gobierno de Maduro ante la nueva realidad del mercado del petróleo envió a la economía a la ruina. La caída de los ingresos del gobierno por la reducción de la renta petrolera no llevó a ajustar el gasto y el déficit se agravó. El gobierno simplemente aumentó la impresión de dinero para pagar a los trabajadores y siguió propiciando la corrupción. La hiperinflación se instaló aupada en la escasez de divisas para importar y el desborde de la cantidad de dinero en circulación. Los controles de precios no hicieron sino empeorar la situación. Mucho dinero tras pocos bienes.

Hoy en día no se sabe cuál es exactamente el tamaño del desastre, pues el régimen dejó hace tiempo de publicar información económica. Se estima que la producción de petróleo se redujo a la mitad de la que había en tiempos de Chávez, con lo cual el PIB también se habría desplomado en un 50 %. El FMI habla además de una inflación para 2019 de diez millones por ciento. Un guarismo que significa simplemente que el sistema de precios está destruido.

El gobierno entrante tendrá que definir prioridades para restaurar la democracia y reconstruir la economía. La primera, sin duda, es enfrentar la crisis humanitaria con comida y drogas para la población más vulnerable. En lo económico la lucha contra la hiperinflación es inaplazable, entre otras cosas porque los más perjudicados por ella son los más pobres. Al respecto, ya se discuten las alternativas clásicas que para estos casos extremos brinda la teoría económica: dolarización o caja de convertibilidad. El paso siguiente es inyectar capitales frescos que contribuyan a la corrección de los desbalances macroeconómicos, y el rescate de PDVSA y la industria local, garantizándoles a los empresarios sus derechos de propiedad .

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    CARLOS QUEIROZ

    Con un triunfo ante Japón, el portugués se estrenó como nuevo técnico de la Selección Colombia.

    $titulo

    RODOVAN KARADZIC

    Exlíder serbio bosnio. La ONU le incrementó su condena a cadena perpetua por genocidio y crímenes de guerra.