<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Arturo Guerrero
Columnista

Arturo Guerrero

Publicado el 06 de marzo de 2019

Zoología en las redes

Es estrepitosa la presencia de animales en fotos y videos de las redes sociales. Son los protagonistas sin discusión, pues los navegantes se fascinan con sus morisquetas. El secreto es que los cuadrúpedos y emplumados levantan admiraciones de lo que la gente llama ternura, signifique lo que signifique este sentimiento.

Contabilizados a vuelo de pájaro, los campeones de esta exhibición son los gatos. Las actrices los enfocan en sofás o en sus camas, como compañeros de molicie. Tal vez su parentesco con los muñecos de peluche les da preeminencia fina cuando se trata de abrir la vida privada de los famosos.

En segundo lugar, cómo no, van los perros. A estos se les asignan tareas o de inteligencia o de solidaridad. Siempre, obviamente, resultan aventajando a los seres humanos en estos menesteres. La perra vida se hace llevadera al llevar a las imágenes globales las astucias caninas.

La fauna africana, veloz, gruñona, pone a temblar a los fisgones, que no aciertan en imaginar cómo hizo el camarógrafo para no perecer en este intento voyerista. Claro que en ocasiones las fieras se derriten de compasión y demuestran cómo le gusta a la multitud la unidad de los contrarios.

Las serpientes juegan con niños que a duras penas las consideren gusanos. El efecto es inmediato: su ondulación se cuela hasta el computador del vidente que sibilinamente la esquiva y tiembla como no tiemblan los niños.

Los pájaros son reyes en las imágenes fijas. La hazaña no está en su plumaje de bailarinas chinas, sino en el instante sin materia que es la hazaña del fotógrafo. Las hélices de los colibríes, paralizadas por un lente, representan la eternidad ultrajada.

La zoología en las redes es una alternativa a la brutalidad del tiempo. En vista de que cualidades como inocencia, pureza, mansedumbre y protección se están esfumando de la cotidianidad humana, los animales aparecen como modelo de grandeza.

El cantautor argentino Víctor Heredia compuso en 1984 la canción “Sobreviviendo”, en la que se anticipó a este trueque de sentidos: “No quiero ver un día manifestando/ por la paz en el mundo a los animales./ Cómo me reiría ese loco día;/ ellos manifestándose por la vida/ y nosotros apenas sobreviviendo”.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

JUANES

Recibirá homenaje en los Latin Grammy y lanzará nuevo disco en noviembre: “Más futuro que pasado”.

$titulo

ROBAN AGUA EN SANTA MARTA

En una ciudad con grave crisis de suministro de agua, hay redes criminales que la roban. Inaudito.