La máscara del asesino
Crítico

Diego Agudelo Gómez

Publicado el 20 de abril de 2019

La máscara del asesino

Una serie que avanza en su segunda temporada sin acaparar tanto la atención como Juego de Tronos es Barry, también emitida por HBO. Desde su primera entrega, en 2018, esta amarga comedia ha sorprendido a una camada de fanáticos embelesados con la historia de un implacable asesino a sueldo que en una de sus misiones tiene que inscribirse a un curso de teatro para estudiar a su próxima víctima.

Su primer contacto con el arte lo hace buscar el camino de la redención, pero no será tan fácil para Barry evadirse de la red de complicaciones que lo envuelve. El aspirante a actor debe enfrentarse a la mafia, asestar algunos golpes para ocultar su rastro, engañar a los amigos que hace en el teatro, fingir frente a su nueva enamorada que es un manso cordero y distraer a la detective que le pisa los talones. Retomar la senda del bien se convierte en un propósito fallido a partir del cual surgen las situaciones que le dan a la serie un tono oscuro, pues reímos con los personajes y los momentos retorcidos de la trama, pero la muerte sigue siendo irrevocable y cuando ejerce su hegemonía usando a Barry como su heraldo convierte las risas en mueca de terror.

Naturalmente, el punto de vista de la serie nos lleva a sentir compasión por Barry, a entender sus decisiones, lo apoyamos en su pugna interior y, cínicamente, también deseamos que empuñe las armas y pavonee su destreza de máquina asesina ante las cámaras.

En detalle

El deleite que produce la serie recae en hombros de los actores secundarios, especialmente en aquellos que representan el mundo dividido de Barry. Por un lado, Monroe Fuches y Noho Hank. El primero, un hombre que navega en el bajo mundo y consigue los contratos para Barry. Su interés está en el dinero, aunque ofrece una amistad sincera, pues no juzga a Barry por lo que hace, de hecho, lo alienta para que lleve sus talentos al máximo esplendor. El segundo, un pintoresco mafioso de Chechenia que oficia como peón del capo que quiere eliminar al atribulado protagonista. Noho desarrolla una veneración singular por Barry y se convierte en un aliado cuyas torpes peripecias convierten cada episodio en una antología de sin sentido muy hilarante.

En el polo opuesto de la vida de Barry están Gene Cousineau y Sally Reed, un profesor de actuación ególatra y una aspirante a actriz que en el salvaje jet set de Los Angeles solo ha podido conseguir papeles menores en películas y series de bajo presupuesto. Ante ellos, Barry exhibe una máscara de bondad que se le cae a pedazos cuando los dos mundos inevitablemente se cruzan. Ellos representan el arte, el amor, la amistad, el gozo de la creación, cosas que Barry desea a toda costa para su vida aunque siempre termina sucumbiendo al caos de las balas.

La primera temporada terminó con una secuencia ambigua y con un crimen que hunde todavía más al personaje. Para mantenerse encubierto debe romperle el corazón a sus amigos. En la segunda temporada lo encontramos sorteando este dilema, tratando de mantener su fachada, asediado por nuevas investigaciones que buscan atraparlo en su farsa e involucrado con nuevas facciones de las mafias que intentó derrotar en el pasado. Barry es un soldado atormentado, en el centro de su psique se cuecen los traumas que dejó la guerra y la salvación que persigue se le escapa todo el tiempo de las manos. No parece una historia para reírse, pero a veces la mejor manera de nadar en las cloacas del alma es fingiendo una sonrisa con los dientes apretados.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Críticos
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
    Diego Agudelo Gómez
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    SAMUEL GIRALDO HENAO

    Envigadeño, figura en el Campeonato Centroamericano de Karate. Logró medallas de oro y bronce.

    $titulo

    JUAN JOSÉ AMADOR

    Ciclista, del Team Manzana Postobón, sancionado por positivo en prueba antidopaje.