<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Una canción a la libertad
Crítico

Diego Londoño

Publicado el 23 de septiembre de 2019

Una canción a la libertad

Las canciones son como la vida, un teatro que a veces es un circo de la realidad y una pantomima burlesca que desgarra el alma. Al fin y al cabo canciones, canciones que se convierten en la banda sonora de un escenario vital, palpitante y fugaz. Y esta canción de la que vengo a hablar es una pieza que sobrepasa los acordes, las armonías, el canto desgarrado, sincero, y se convierte en lamento de esperanza, en historia, en memoria que nunca se va a olvidar.

¿Conocen esta canción? “Tiene casi veinte años y ya está cansado de soñar, pero tras la frontera está su hogar, su mundo, su ciudad. Piensa que la alambrada solo es un trozo de metal, algo que nunca puede detener sus ansias de volar”.

Esta crónica de ausencias, presencias y esperanzas, es cantada en la voz de Luis Manuel Ferri, conocido por todos como Nino Bravo, el enigmático cantautor español que alcanzó el éxito cuando apenas comenzaba a crecer. Nino Bravo, el dueño de una historia dolorosa y hermosa, el joven que con solo 28 años murió en un accidente automovilístico cuando su carrera empezaba, cuando sus éxitos sonaban en todo el mundo.

Él hacía de su vida y la de los de más una canción. Fue en esa búsqueda en la que nació Libre, una composición que hace memoria histórica y mueve las fibras de la humanidad destrozadas por la indiferencia y la guerra sin sentido. La canción cuenta la vida de Peter Fechter, un joven alemán de 18 años que había decidido cruzar el muro de protección antifascista, el símbolo más conocido de la Guerra Fría y de la división de Alemania, el recién levantado Muro de Berlín, en el año 1961.

Cuando Peter lo escalaba pensando en un futuro mejor al lado de su familia y de su amor, un disparo propinado por los guardias de turno impactó en su espalda. Entró sin piedad, sonriéndole a la vida, retando al futuro y protagonizando el circo infame de la realidad. Peter cayó duro, muy duro, la tierra tembló y su vida empezaba a ser una canción, cruel, triste, desangrada.

El joven estuvo tendido en el suelo por mucho tiempo, más de una hora, desangrándose y a pesar de sus quejidos, nunca recibió ayuda de ningún tipo. Ninguno de los dos bandos quiso socorrerlo por temor a correr con la misma suerte. La historia de la vida que se repite generación tras generación.

Fechter fue la primera y más significativa víctima que sirvió de inspiración para la canción que unos años después, 1972, Nino Bravo llamaría Libre, sin saber que un año más tarde sería la banda sonora de su funeral.

“Con su amor por banderas se marchó cantando una canción, marchaba tan feliz que no escuchó la voz que le llamó y tendido en el suelo se quedó sonriendo y sin hablar. Sobre su pecho flores carmesí, brotaban sin cesar. Libre, como el sol cuando amanece, yo soy libre como el mar. Libre, como el ave que escapó de su prisión y puede, al fin, volar. Libre, como el viento que recoge mi lamento y mi pesar, camino sin cesar detrás de la verdad y sabré lo que es al fin, la libertad”.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Críticos
Diego Agudelo Gómez
Diego Agudelo Gómez
Diego Agudelo Gómez

Aplausos y pitos

$titulo

ARMANDO BARONA MESA

Escritor e historiador vallecaucano, lanza esta semana una monumental biografía de José María Córdova.

$titulo

CARLOS ANDRÉS AMADO MEJÍA

Mató a su hijastro de 13 meses hace 10 años. Está libre. Acaba de ser condenado a 33 años de cárcel.