<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Editorial

En busca del acuerdo perdido

El mundo esperaba un acuerdo entre las superpotencias para evitar una guerra comercial y, ahora que se logra uno preliminar, lo está tomando con cautela. Habrá que esperar una segunda fase.
<span class="priority-content" mlnid="idcon=34893940;order=2.0">En busca del acuerdo perdido</span>
Publicado el 17 de enero de 2020

La gran noticia económica de esta semana fue la firma del acuerdo preliminar entre China y Estados Unidos para poner fin a la guerra comercial. Después de una reacción positiva de los mercados bursátiles por el alivio que en teoría representa el arreglo para el comercio mundial, el entusiasmo ha comenzado a decantarse. De hecho, en Estados Unidos la reacción es de escepticismo. Según la prensa especializada, es improbable que China pueda cumplir sus compromisos y, de otro lado, habría que tenerse en cuenta que, de las pretensiones iniciales estadounidenses, en el acuerdo se quedaron por fuera puntos sustanciales.

Lo convenido hasta ahora está plasmado en un texto en inglés de 86 páginas, en el cual en ocho capítulos se estipulan reglas estrictas de propiedad intelectual en China, un cuidadoso protocolo para el comercio de alimentos y el respeto a las políticas macroeconómicas de las partes. Esto último implica que Estados Unidos y China aceptan el monitoreo del FMI para sus políticas y se comprometen a no manipular sus monedas para ajustar las balanzas de pagos u obtener ventajas competitivas artificiales en las transacciones comerciales. La resolución de conflictos y la evaluación del cumplimiento del acuerdo se hacen de forma bilateral y no hay ninguna consideración en el documento en relación con el papel que pudiera tener la Organización Mundial del Comercio (OMC) en estos aspectos, aunque el vicepresidente chino afirmó que se respetaron las reglas de ese organismo.

Estados Unidos también logró que, en virtud del acuerdo preliminar, China accediera a adquirir durante los dos próximos años al menos 200 mil millones de dólares adicionales en bienes y servicios producidos en ese país (en el detalle, 78 mil millones de dólares en productos manufactureros, 32 mil millones en bienes agrícolas, 52 mil millones en la energía, 39 mil millones en servicios). Al respecto, para The Wall Street Journal es poco probable que China pueda absorber tantos bienes provenientes de Estados Unidos y es también difícil que los Estados Unidos los pueda ofrecer, aún si se trata de las dos economías más grandes del mundo.

Ahora bien, la verdadera razón para que el acuerdo se considere preliminar es porque los asuntos de fondo son aplazados para tratarlos más adelante. Los aranceles con los que Estados Unidos gravó los productos chinos solo se levantarán si China cumple con lo acordado y hace nuevas concesiones en la segunda fase de negociaciones, cuyo calendario está por definirse entre las partes, como se estipuló en el texto firmado. Es una lógica que va en contra de los principios de un comercio más libre que Estados Unidos siempre defendió.

De otro lado, el tema de la ciberseguridad se había vuelto estratégico para Estados Unidos y resulta sorprendente que en el acuerdo haya poco al respecto. Tampoco hay gran cosa en relación con problemas estructurales tan perniciosos como el modelo de subvenciones y de sostenimiento a las empresas chinas que compiten con las estadounidenses, en particular en la energía solar y el acero.

Es indudable que es mejor que China y Estados Unidos estén negociando y que hayan forjado un acuerdo, pero el entusiasmo de Trump por este último hay que tomarlo con pinzas en un año electoral, ya que solo si se logra la segunda fase se podrá decir que hay mejores aires para el comercio mundial y que se pudieron equilibrar las relaciones comerciales entre los dos países.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Aplausos y pitos

$titulo

FELIPE BAYÓN
El presidente de Ecopetrol fue elegido como Empresario del Año por el periódico económico La República.

$titulo

SICARIOS DEL FISCAL DE CALI

Fueron condenados por el asesinato de Alcibiades Libreros, en Cali, a penas de 27 años de cárcel.