<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Editorial

¡Suerte Colombia!

Nada en el país es irreconciliable. Esta tarde, todos los estratos se unen, en un gran acto de cohesión social, los colombianos se pondrán la camiseta y se unirán en un objetivo común: triunfar en Brasil.
<span class="priority-content" mlnid="idcon=33594280;order=2.0">¡Suerte Colombia!</span>
Publicado el 15 de junio de 2019

Colombia, el gobierno, gremios, empresas, ciudades, pueblos, barrios, familias, deben aprender más del fútbol y sacarle el máximo provecho. Este inspira a la gente, prueba que con esfuerzo, dedicación y sacrificio se logran grandes metas; crea lazos de amistad, cohesión social y transmite valores de confianza, humildad, lealtad y trabajo armónico y solidario.

En los momentos más difíciles del país, años 80 y 90, este deporte logró y sigue alcanzando imposibles como romper fronteras de violencia, aislar los “ismos”, que dividen a la sociedad y agobian el diario vivir.

En los 90 la Selección Colombia, luego de un esfuerzo de décadas de trabajo deportivo, construcción de liderazgos y esfuerzos seguros y disciplinados, frenó el paso impetuoso de la inabordable Alemania, en el Mundial de Italia, logrando que el mundo comprendiera que entre los colombianos había otros liderazgos y sueños de país en busca de protagonismo regional y global.

Dejaron de asociarnos con las fichas nefastas de los “carteles” de la droga, y cobraron relevancia la “melena” y el fútbol exquisito del Pibe, el “escorpión”, las salidas y tapadas de vértigo de Higuita; luego las maniobras magistrales del “Tino” y recientemente las figuras planetarias de Falcao, James y, siempre, el ritmo de cumbia y fiesta que exhiben la Selección y su afición en los estadios de todos los continentes.

La Selección Colombia llega a la máxima cita del fútbol continental como una de las favoritas. Antes lo hacíamos con la esperanza perdida. Nuestras ambiciones en la cancha no iban más allá de las de la “cenicienta”.

Era tan incierto nuestro futuro en la empresa del balompié continental que el gobierno y sus dirigentes deportivos pretendieron desvincular al país de la Confederación Suramericana de Fútbol para afiliarlo a la Concacaf y, por esa vía “fácil”, intentar volver a un mundial. No comprendían que en esos mismos años estaba en marcha una cantera de jóvenes, de todas las condiciones sociales, inspirados por excelentes directores deportivos, familias, empresas, escuelas y sus entornos más cercanos, dispuestos a probar que el país podía ser grande entre los grandes.

Y los nuevos tiempos llegaron cargados de optimismo. Tanto que se rompió la sequía y se volvió a brillar en los mundiales.

El fútbol logró el milagro de que toda una generación de colombianos reconociera un día como el más feliz de su historia y su vida sobre la tierra: ¡5-0! a Argentina en Buenos Aires, algo que no estaba en las cuentas de nadie, allí se llegaba por el milagro de un empate o por la menor cantidad de goles en contra.

Esta tarde nuestro fútbol, ese factor de motivación positiva y cohesionador de toda la sociedad colombiana, todos los estratos se unen, regresa a las canchas de Brasil cargado de optimismo y con todas las opciones para una excelente campaña.

Los recientes triunfos sobre Panamá y Perú; el refuerzo de nuevas figuras, estrellas en el balompié mundial; la confianza en los experimentados, la autoridad y trayectoria del nuevo técnico Carlos Queiroz, y la fuerza de un país que se une, siente la camiseta y cree que el camino más expedito al triunfo es el esfuerzo colectivo y el trabajo tenaz, para probar que Colombia y su Selección, están para grandes cosas.

Hay que dejarlo todo en la cancha, saber disfrutar el triunfo y mostrar dignidad en posibles reveses. ¡Suerte, Colombia!.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Aplausos y pitos

$titulo

DA VINCI EN LA UPB
En la Universidad Pontificia Bolivariana se abrió al público la maravillosa exposición Da Vinci 500.

$titulo

ALEJANDRO TOLEDO
El cuestionado expresidente peruano, que huía de la justicia de su país, al fin fue capturado en EE.UU.

Ecos y Comentarios

Bello requiere una acción contundente y decidida del estado para recuperar su institucionalidad y seguridad

El problema de seguridad e institucionalidad en Bello hace rato se salió de madre, su solución exige una acción contundente del Estado, que arranque examinando a sus propios funcionarios en una ciudad donde el crimen y la corrupción campean.

Grave que en 2019 se presente allí un asesinato cada dos días....