<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Así llaman a los lugares donde come

  • ilustraciONES sara tomate
    ilustraciONES sara tomate
Por Jonathan Montoya García | Publicado el 13 de mayo de 2019

Una sorpresa se llevó Brandon Moncada, un estadounidense que se vino a vivir a Medellín después de que se enamoró de la ciudad hace cinco años cuando la visitó por primera vez.

Según él, la cantidad de restaurantes nuevos que encontró lo impresionó; sintió que tenía al alcance cualquier plato que se le antojara; vio lugares de todo tipo, de comida rápida, para llevar, y otros más elegantes, se preguntó a cuáles podría entrar con su “pinta de gringo” sin pasar mucha pena.

Y es que durante los últimos años, en Medellín, la cantidad de restaurantes que han surgido da para ubicarlos en cualquiera de las categorías que existen, unas seis (ver más adelante). Años atrás, los más fáciles de encontrar eran los de comida rápida (fast food) y los fast casual, esos de los que existen varias sedes y permiten sentarse y comerse un rico plato, pero sin gastar mucho.

“Medellín ha estado avanzando relativamente rápido y de manera muy positiva en el aspecto gastronómico”, asegura el asesor en gastronomía, Andrés Delgadillo. Según él, la ciudad está en un momento en el que la oferta de lugares para comer es amplia no solo en cantidad sino también en variedad, destacando lo que él llama “restaurantes étnicos”, es decir, que se centran en ofrecer platos que son de una región o lugar en particular del mundo. Esos, dice él, les encantan a los extranjeros que, cuando llegan a la ciudad, buscan esas opciones, y entre ellas las que les ofrezcan comida autóctona para conocer los ingredientes locales y degustar sus sabores.

Y como salir a comer, asegura Delgadillo, no es simplemente ir a saciar el hambre, sino vivir una experiencia y compartirla, le contamos cómo se catalogan los restaurantes para, así, por estos días de Medellín Gourmet, un evento gastronómico de ciudad (ver ayuda) podrá entender por qué el menú que se come en uno de los restaurantes que participan, cuesta más o menos. Eso, justamente, lo determina la categoría del lugar.

Fine dining, arriba del top para comer

A los restaurantes que están en esta categoría también se les conoce como “a mantel”, pero sus mesas no tienen que estar cubiertas por una tela precisamente, aunque sí los hay con esas características, cuenta Jorge Gómez, empresario gastronómico y gerente de País Gourmet.

Él también indica que los fine dining (alta cocina) son los que tiene menús muy elaborados diseñados por jefes de cocina que se toman el tiempo de investigar y crear platos que enriquezcan la oferta del lugar. Asimismo, sus infraestructuras suelen ser muy cuidadas, con mucha atención en los detalles para que la experiencia de ir a comer se enriquezca también por el sitio.

En estos restaurantes los insumos de las preparaciones y las bebidas son de alto nivel, por lo que lo que el gasto del comensal es mayor.

Algunos de ellos en la ciudad son, por ejemplo: Café le gris, Marmoleo, Della Nonna Trattoria; Herbario, Niku Vava Bar, La Provincia y Entremaderos. Lugares como esos son por los que usan para eventos muy especiales, afirma Gómez. Delgadillo añade que son los que, entre todas las categorías, requieren (obvio si el comensal lo decide) vestirse de una manera más formal.

Casual dining, comer rico no pagar mucho

Abajo de los de alta cocina están los casual dining, son parecidos, pero no iguales, pues en estos los precios son más moderados y el ambiente menos formal, “es más relajado”, dice Gómez. En cuanto a bebidas, la cantidad de vinos y cervezas no es tan amplia como en los fine dining, pero sí hay una variedad considerable para elegir algo que pueda acompañar los platos; esos vinos también tienen precios más asequibles.

El ritmo en estos lugares es más rápido, pues en los fine dining la experiencia de comer puede requerir más tiempo ya que los comensales suelen pedir plato de entrada y fuerte, postre, café; y en los casual dining la gente tiene una experiencia más rápida que podría o no incluir todos estos momentos en la mesa.

En Medellín los casual dining son muy populares, entre ellos están Shanti Cocina Vital, Delirio Exquisito, El Correo Carne y Vino, El Rastro, El Village, Romero Cocina Artesanal; Terazzo, Cocina Appettitosa.

En estos restaurantes, indica Delgadillo, no hay un código de vestuario.

Fast causal, rápido y delicioso

Estos restaurantes son una tendencia mundial, cuenta el asesor gastronómico. “Es un tipo de lugar que abarca un gran abanico de cocinas. Es lo que encontramos en la mayoría de las ciudades”. Cuando un restaurante se define como fast casual es muy probable que se convierta en una cadena y tenga diferentes sedes en la ciudad.

En estos los precios son más asequibles, casi que cercanos a los de los restaurantes de comida rápida, pero se diferencian de esa categoría porque el servicio es a la mesa y hay opciones de entradas, platos fuertes y postres.

Allí los vinos y cervezas son más limitados y los comensales suelen decidirse por sodas, jugos y gaseosas. Adicionalmente, la calidad de la comida tiende a ser más altos que los de un restaurante de comida rápida convencional.

En la ciudad hay una gran cantidad de restaurantes Fast Casual, unos de ellos son Chef Burger, Barbacoa Burger & Beer, Il Forno, Roll Up Sushi Burrito, Mezzaluna y Wajaca.

Fast Food, saciarse sin gastar mucho

Estos lugares son de los más conocidos por los comensales, su servicio es rápido y no es a la mesa, por lo tanto, entre las categorías, son los más económicos.

Su oferta de menú difícilmente cambia, pero lo que hacen para variar la oferta es ofrecer platos especiales por temporadas.

En los de este grupo no hay vinos, sí se pueden conseguir cervezas y recientemente están ofreciendo opciones de platos saludables.

Entre estos dr Fast Food hay cadenas internacionales y nacionales, entre ellos: Presto, Burger King, Macdonalds, Frisby, entre otros.

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS ¿Dónde comer en Medellín?

Medellín Gourmet es un evento gastronómico de ciudad que valora el trabajo de los chefs y de los empresarios de restaurantes de la ciudad. Sus menús son para compartir y el precio (59.000, 89.000 y 129.000) depende de la categoría del restaurante. Son 77 lugares participando en lo que el comensal podrá tener una entrada, dos platos fuertes, un postre, dos botellas de agua y dos copas de vino o de Té Hatsu. El evento irá hasta el 31 de mayo y si hace parte del Club Intelecto hay una promoción especial que puede consultar en la página web clubintelecto.com

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección