<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Generación — Edición El Cambio
Cerrar
Generación

Revista Generación

Edición
Movimiento. ¿Bailamos?

Generación es la revista cultural de EL COLOMBIANO. El movimiento es el tema de este mes, el hilo conductor para conversar en agosto.

  • Manuela raya los libros con un portaminas especial y convenciones sutiles para recordar pasajes. FOTO CARLOS VELÁSQUEZ
    Manuela raya los libros con un portaminas especial y convenciones sutiles para recordar pasajes. FOTO CARLOS VELÁSQUEZ
  • La liebre en la biblioteca de Manuela le recuerda a los animales contemplativos de los que habla Bachelard. FOTO CARLOS VELÁSQUEZ
    La liebre en la biblioteca de Manuela le recuerda a los animales contemplativos de los que habla Bachelard. FOTO CARLOS VELÁSQUEZ
  • La bilblioteca de Manuela también es espacio de trabajo, por eso las fotografías son clave, para acompañar su proceso creativo. FOTO CARLOS VELÁSQUEZ
    La bilblioteca de Manuela también es espacio de trabajo, por eso las fotografías son clave, para acompañar su proceso creativo. FOTO CARLOS VELÁSQUEZ

En la biblioteca de Manuela Gómez

Empezamos con esta poeta una serie para recorrer con escritores sus bibliotecas, espacios de formación y creación.

María Antonia Giraldo R. | Publicado el 05 de agosto de 2022

La autora de “La vida como era” y “La hora de los satélites” es, además, profesora de creación literaria en talleres virtuales, de ahí que su biblioteca no solo esté llena de poetas estadounidenses y latinoamericanos, sino de libros de ensayo que le han alimentado sus asesorías de creación. También la acompañan las novelas que formaron su hábito lector, algunas ahora de propiedad de sus hijos, y objetos que le han regalado; así como frases y fotografías que la inspiran a perseverar en su nuevo proyecto, algo más narrativo que vuelve a la juventud de sus padres, pero que todavía está en fase inicial. Estos son los libros de Manuela:

El libro que está leyendo: “Rosa. Poemas 1997/2021” de Roberta Iannamico

“Esta es una poeta argentina que me fascina. Hace poco estuve en Argentina y compré este libro en una librería muy linda, que se llama Eterna cadencia. Es una poeta preciosa, súper mágica, que me está enseñando mucho en ese momento y que me hace muy feliz. La estoy leyenda despacio, para que no se me acabe, porque para mí leer es una forma de placer, entonces los libros fluyen, los leo muy rápido, pero con mucho placer. No es que tenga que leer mucho, además, los intento dilatar para que me duren”.

Su libro más viejo:El Principito” de Antoine de Saint-Exupéry

“Este era en realidad de mi mamá. Está marcado con su nombre, Beatriz Elena, y la fecha, que es 1974. Es un libro que quiero mucho, porque ella me lo leía por las noches, cuando era pequeña. Es una edición que conservó, aunque ya está un poco maltrecha”.

La liebre en la biblioteca de Manuela le recuerda a los animales contemplativos de los que habla Bachelard. FOTO CARLOS VELÁSQUEZ
La liebre en la biblioteca de Manuela le recuerda a los animales contemplativos de los que habla Bachelard. FOTO CARLOS VELÁSQUEZ

El primer libro que leyó: “El señor de los anillos” de J.R.R. Tolkien

“Me gustaba mucho cuando era chiquita, era súper fan. Fue lo primero que leí y mi papá me regaló una enciclopedia que era muy importante para mí en ese momento, un gran regalo porque era muy costosa, ahora son más de mis hijos”.

Un libro que relee: “Las clases de Hebe Uhart” de Liliana Villanueva

“Hebe Uhart era una escritora que tuvo un taller en su casa muchos años y Liliana Villanueva era una de sus alumnas. Cuando Uhart ya estaba enferma, en sus últimos años, Villanueva empezó a pasar las notas que tenía del taller y así construyó este libro que es la voz de su maestra. También vuelvo mucho a “Una guía sobre el arte de perderse”, un libro de ensayos de Rebecca Solnit sobre caminar, sobre el extravío, pero también sobre el arte, la literatura, la escritura, sobre su propia vida. Me gusta revisarlo porque estoy ahora intentando escribir algo más narrativo, que igual está atravesado por la poesía, entonces tengo estos referentes, que me parecen una buena compañía para mi escritura”.

Su libro favorito entre los que le han regalado:Mon tout petit” de Albertine y Germano Zullo

“Me han regalado muchos libros y los quiero mucho, pero mi prima que vive en París me regaló un poema ilustrado. Es un texto muy pequeño y la ilustración es una especie de reiteración, de los mismos personajes, solo varían sus movimientos. Me gusta mucho, porque mi prima nos lo regaló a mí y a mi hijo Dante, e hizo una traducción suya. Es un libro precioso, que quiero mucho y tiene que ver con la maternidad, con la vida, con ser padre, pero también con ser hijos”.

Un libro que use en sus talleres:La escritura indómita” de Mary Oliver

“Ella es una de las poetas que más quiero, pero este es un libro de ensayos sobre la escritura, habla sobre su oficio. Otro que es muy importante para mí, A Poetry Handbook que es como un manual de poesía, súper importante para los talleres, en la manera cómo concibo esa compañía a los otros en la creación”.

La bilblioteca de Manuela también es espacio de trabajo, por eso las fotografías son clave, para acompañar su proceso creativo. FOTO CARLOS VELÁSQUEZ
La bilblioteca de Manuela también es espacio de trabajo, por eso las fotografías son clave, para acompañar su proceso creativo. FOTO CARLOS VELÁSQUEZ

De su autor favorito: Una mujer” de Annie Ernaux

“Tengo muchas maestras y maestros en este oficio, pero Mary Oliver me interesa mucho, Roberta Iannamico, Annie Ernaux, que es francesa, por ejemplo, este es un libro que ella escribió sobre su mamá, que me ha acompañado mucho la escritura de eso que estoy ahora atravesando. Hay un escritor chileno que me gusta mucho, Alejandro Zambra, también me gusta Raymond Carver, que es otro poeta de Estados Unidos.

La fortuna es que en realidad hay muy buenas escrituras, solo hay que saberlas buscar. Me tiene muy contenta que he descubierto unas rutas de lectura que no son como lo que te recomiendan siempre acá en Medellín, sino que ya tengo una tribu en Argentina de amigas que escriben, tienen talleres de escritura y nos recomendamos cosas. Es una ruta de otras mujeres que están escribiendo y me dan muchas ganas de leer. No tengo tantos libros, no es una biblioteca gigante, pero todos estos son míos”.

Un libro que no se había querido leer, lo hizo y la sorprendió: “Cien años de soledad” de Gabriel García Márquez

“Cuando estaba en la Universidad, me gustaba mucho Cortazar y mi papá era muy garciamarquiano, siempre me decía que leyera ‘Cien años de soledad’, pero yo solo quería leer a Cortazar. Luego empecé a estudiar literatura y seguía sin leérmelo, inconscientemente no le quería hacer caso a mi papá, estaba leyendo otras cosas, pero ya siendo profesora de literatura en una universidad, los estudiantes me preguntaban por el libro y sufría, porque no sabía qué contestarles. Entonces me lo leí y lo disfruté demasiado, estuve todo el tiempo con la boca abierta, como en un encantamiento. Me sorprendió, es un libro precioso, obviamente muy bien escrito, y con unas imágenes que todavía las tengo. Todavía recuerdo ciertos pasajes”.

María Antonia Giraldo Rojas

Periodista cultural del área de Tendencias de EL COLOMBIANO.

Revista Generación

© 2022. Revista Generación. Todos los Derechos Reservados.
Diseñado por EL COLOMBIANO