Somos diferentes

Fotografía: Cristian Marín Macías.

Alrededor del mundo nos encontramos hinchadas lindísimas, y algunas destacan por su pasión independiente del destino de su equipo, la hinchada del Dortmund, del Galatasaray o de Racing de Avellaneda son un ejemplo de ello.

Pero ante este panorama, ¿qué tiene la hinchada del DIM que la hace diferente?, ¿somos unos miopes que no vemos que más allá de las montañas hay fenómenos brutales de fanaticada? ¿o tenemos en verdad un legado particular entre las manos?

Continuar leyendo

Te estábamos buscando, Matador

image_content_29922887_20171127201152

Después de pasar dos meses y medio sin pisar las tribunas del Atanasio Girardot, luego de acostumbrarnos a disputar fases finales del torneo colombiano de manera consecutiva, es apenas normal que nuestros ánimos por volver a la cancha estén en punto de ebullición. Sin embargo, no se lograron vender más de 20.000 abonos y los que armamos la fiesta en el estadio nos estamos preguntando si este semestre vamos a tener con quién chocar las copas.

Pero, ¿qué nos hacía ir con tales ansias al coloso de la Avenida Centenario, cuando los abonos sobrepasaban los cientos de miles de pesos y ‘El Poderoso’ jugaba tan mal? A mí y a muchos de mis parceros de cancha no nos cabe duda de que una de las razones era el argentino Germán Ezequiel Cano.

Continuar leyendo

#GraciasPresi

Foto: Cultura DIM

Hoy despedimos a uno que volvió de su escritorio una cancha, que le quedó pequeño el rótulo de presidente y dirigió como un Poderoso más. “El presi”, menos conocido como Eduardo Silva Meluk, con el corazón nos hizo palpitar y sufrir como si fuera uno de los que se visten de cortos en el rectángulo más lindo del planeta.

Continuar leyendo

Por el derecho a la tusa

Mao

Hace casi una semana, Medellín se despidió para siempre del torneo del segundo semestre y, de paso, de cualquier posibilidad de logro notable del año.

Hace casi una semana, esos del frente que se llenan la boca afirmando haber eliminado al rojo de la Liga, son los mismos que nos preguntan por qué no llenamos el estadio en la final de la Copa Colombia si vamos “por el xentimiento”.

Continuar leyendo

Cinco minutos más

mao

Vos tan grande y el tiempo tan chico. Sueño con unas cuantas más vueltas de la manecilla delgada del reloj para verte jugar, y en ese sueño estás vos, el ídolo que se despidió con la roja al frente, la prohibida, por defender a la roja más sagrada. Mao Molina grande, Mao guerrero, Mao Corazón.

Continuar leyendo

La Leyenda

Mao La Leyenda

Leyenda viviente

La historia no podía terminar diferente, porque es una de esas tramas cargada con tantas cosas significativas, que fueran cuales fueran los obstáculos, uno siempre sabía que lo bonito, lo verdadero y lo bello iba a triunfar. Mao Molina se retira, y nos deja dos títulos, muchas alegrías y un profundo orgullo por saber que una persona y un profesional cómo él, se transforman ahora en una leyenda viviente que el tiempo hará más grande.

_______________________________________________________________________________________________

Héroe en tierras lejanas

Asumir que Mao Molina es otro crack más, otra joya de la cantera del Envigado, otro zurdo diferente, no es suficiente, pues él se constituyó en protagonista de la historia contemporánea del Poderoso con su trabajo y entrega. Su zurda fue vital en el 2002, cuando junto a sus compañeros nos sacaron campeones después de casi medio siglo. Allí, jóven, no se embriagó con las mieles de la victoria. Luego en el 2003, nos hizo vibrar con la participación más memorable del DIM en torneos internacionales, una Libertadores que no olvidaremos y en la que él fue el mejor jugador del certámen. De ahí viajó a los confines del mundo, México, Argentina, Brasil, Serbia y Corea, dónde fue héroe de tierras lejanas con goles olímpicos, tiros libres, chilenas y escorpiones.

Catorce años después, Mao completó el cículo perfecto, volvió al DIM y lo sacó campeón en 2016 con David en el arco y Marrugo a su lado. Se cansó de hacer golazos, la verdad, es difícil elegir el más destacado, pero si tenemos que elegir uno, ese tendría que ser el olímpico que le hizo a Nacional, aquel día, Mao hizo poesía en un tiro de esquina.

_______________________________________________________________________________________________

El Epílogo

Mao finalizará su historia como jugador a sus 37 años, son pocos los minutos que le quedan a La Leyenda como jugador profesional, pero su recorrido marcado por su esposa Laura y sus hijos, quedará siempre en el corazón del hincha rojo y el amante del buen fútbol. Con toda seguridad, cada vez que Mao tenga el balón durante sus últimos minutos en el terreno de juego, el corazón de todos tendrá la esperanza de que algo lindo va a pasar.

 

@camilopalacio

123