Ramiro Velásquez Gómez
Columnista

Ramiro Velásquez Gómez

Publicado el 24 de agosto de 2018

Tacando burro

Una cosa piensa el burro y otra el que lo enjalma. Es lo que sucede con la planeación, programación y desarrollo de obras en Medellín, aunque pudiera extenderse a casi todos los municipios y a la nación.

Cuando funcionarios de la Empresa de Desarrollo Urbano de la ciudad ‘socializaron’ ante la Facultad de Minas la ampliación de la carrera 80, se llevaron la sorpresa de que los docentes e investigadores sí sabían del tema y plantearon tal cantidad de observaciones que no habían sido tenidas en cuenta.

Valga decir que la obra está por comenzar.

Por ejemplo, los profesores, que tienen más de 20 años de experiencia en estos temas, advirtieron una carencia de datos que demostraran que la obra traería cambios en los tiempos de movilidad y velocidad en el sector, disminución del ruido e integración paisajística según un comunicado de la Universidad Nacional. Esto sumado a deficiencias en la concepción de la obra, con algo tan simple como los pasos peatonales.

Mejor dicho, los funcionarios de la EDU tacaron burro.

Esto que parece una anécdota puntual no lo es porque señala una costumbre inveterada de las dependencias oficiales de ‘socializar’ proyectos cuando ya no hay nada que hacer o ante la población que no es.

Ejemplos abundan de obras mal hechas o con dificultades en su ejecución que causaron traumas a las comunidades, que bien pudieron evitarse. Citemos algunos en Medellín: puente de la 4 Sur sin conexión al oriente, intercambios de El Tesoro y Los Balsos, y hasta el esperpento a la razón y al despilfarro que es la fracasada estación San Pedro del Metroplus.

En no pocas ocasiones, esa ‘socialización’ es tomada por las dependencias oficiales como una aprobación por parte de las comunidades o partes interesadas o afectadas.

Aunque no toda obra hay que consultarla, aquellas de ejecución prolongada, que cambian de manera drástica el uso y la fisonomía de un sector o que pueden producir alteraciones serias en el normal desarrollo de la vida diaria, o que son pagadas por valorización, sí deben ser presentadas a los interesados y afectados para que sugieran antes de que los hechos sean cumplidos a un costo alto.

Porque otra costumbre del funcionario público es decidir desde su oficina, sin haber conocido y estudiado el sitio de las obras.

Maullido: tal parece que para los conductores de bus, el pasajero es un bulto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    IDA VITALE

    Poetisa uruguaya. Ganó el Premio Cervantes, uno de los galardones más importantes de las artes en español.

    $titulo

    UN AÑO SIN EL ARA SAN JUAN

    Un año perdido en las profundidades del Océano Atlántico ajustó el submarino argentino ARA San Juan.