<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Dany Alejandro Hoyos
Columnista

Dany Alejandro Hoyos

Publicado el 22 de junio de 2022

A construir entre todos

Ay, qué semana tan loca
la que ha tenido el país:
media Colombia es feliz
y a la otra media le toca
meterse en una maloca
y tramitar su dolor
porque le tiene pavor
a un gobierno de izquierda,
quiere mandar a la mierda
al que quedó ganador.

Estábamos en dos polos,
ninguno era perfecto,
pues no hay un líder recto,
por eso el pueblo está solo.
Paisa, costeño o rolo
no quería meter la pata,
pues ha visto mucha rata.
Fue una elección sin dueño,
entre costeño-zipaquireño
y un viejo lleno de plata.

Dos candidatos llegaron,
los que tuvieron más votos;
con criterios algo rotos
en redes se insultaron,
las bodegas activaron,
a ganar de cualquier modo
contra manzanillo o godo,
pues más que unas elecciones
fue despertar emociones
para destrozarlo todo.

También estuvo Fajardo:
su tibieza lo precede,
ni pa’cá ni pa’llá cede
cuando le tiran un dardo.
Más carisma tiene Pardo,
y eso ya es mucho decir.
Él no fue capaz de unir.
Y aunque su propuesta es buena,
le cobraron ver ballenas
y su “blanco” presumir.

Hubo un intelectual
y ese se llama Alejandro,
se movió como un meandro
invocando la moral,
con una pinta casual
él mostraba su saber.
Mandó a Cristo a padecer.
Y como un joven becario
nos puso a usar diccionario
para poderlo entender.

Y ni hablar de los Galán:
dos hermanos ¿o son tres?
Ya me confundí otra vez,
porque no sé dónde están,
ni ellos pa’ dónde van.
Ese es un tema complejo:
hacerle a Petro cortejo
después de haberle huido,
creo que no han entendido
el legado de su viejo.

Hubo un viejito canoso
que antes era del Moir,
su fuerte era construir,
ahora es un poco soso
que llevó al centro al foso,
sin peso, sin argumento.
Es triste, tiene talento.
Terminó solo y herido,
buscando muy confundido
partidas de nacimiento.

También vino al encuentro
madame con corte francés:
ella, en un dos por tres,
acabó con los del centro
y lo hizo desde adentro.
Creyéndose muy capaz,
se fue con el capataz
con su cantaleta diaria;
a toda su maquinaria
le dijimos: “bon voyage”.

Y hablando de Europa,
les quiero hablar de Francia,
la afro que dio confianza,
con su colorida ropa,
a un pueblo sin pan ni sopa.
Su pasado es doloroso,
sufrió amenaza y acoso.
Tiene una complejidad:
demostrar si es verdad
que vamo’a vivir sabroso.

Casi gana el ingeniero,
un millonario animao
con su hablado golpeao
pa’ regañar al primero;
en TikTok fue muy certero,
prometió viaje pa’l mar,
con la ley se iba a limpiar.
Propuso mucho y nada
y ahí tuvo su cachetada
cuando no pudo ganar.

La tercera es la vencida:
Petro es el presidente.
El man encantó a la gente,
ofreció casa y comida,
mas la gente dividida
lo tilda de populista;
fue bombero, equilibrista.
Ya tiene que demostrar
que sí sabe gobernar
y que no es un comunista.

Ahora sigue lo más duro:
el país somos nosotros,
respetemos a los otros,
pensemos en el futuro,
ya olvidemos a Maduro.
No más mamertos o godos,
busquemos juntos el modo
para expropiar el rencor,
tener un país mejor
y construirlo entre todos.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas