<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Editorial

¡Ay, las niñas!

Como familia y como sociedad, no hay que callar, hay que denunciar. No se puede seguir mirando hacia otro lado cuando la crudeza de la realidad nos desborda”.

Imagínese, apreciado lector, a una niña de entre 10 y 14 años con un bebé recién nacido en brazos. ¿Qué puede estar sintiendo esa niña mamá y esa niña o niño recién nacido? ¿Qué podrá hacer? ¿Cómo lo podrá sostener?

Ahora imagínese que no es solo una niña sino 662 niñas entre 10 y 14 años con bebés en sus brazos. ¿Qué será del futuro de ellas, todavía niñas, y que será del futuro de estos bebés? ¿Qué se puede ver en los ojos de estas niñas: felicidad, angustia o indiferencia?

El ejercicio que se propone no es ficción, es la vida real en Antioquia: el año pasado,...

Ver artículo

Foto opinión

FOTO Edwin Bustamante
Restaurada la fachada de la estación del ferrocarril de Antioquia, vandalizada durante las protestas del año anterior.
COLUMNA DESTACADA