<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Taller de Opinión
Columnista

Taller de Opinión

Publicado el 02 de diciembre de 2019

AL COMITÉ NACIONAL DEL PARO

Por NICOLÁS OSORIO LÓPEZ

Universidad EAFIT
Facultad Derecho, 10º Semestre
@nicolasosoriol2

El paro del 21N junto con los cacerolazos han sido claros al expresar la inconformidad de un sector de la población nacional. Cerca de 207.000 personas marcharon a nivel nacional el 21N (Ver Semana Cacerolazo en Bogotá 11/21/2019). El equivalente al 0.57 % del Censo Electoral para el 2019, el 1.06 % de las personas que votaron en las elecciones presidenciales del 2018 y el 2.02 % de las personas que votaron por Iván Duque en la segunda vuelta presidencial.

Sí, reconozco que presentar los hechos en estos términos puede parecer que estoy restándole importancia al 21N, pero ese no es el objetivo. A través de las anteriores cifras lo que pretendo es resaltar lo siguiente: es claro el inconformismo en un sector de la sociedad, es claro que se debe atender este reclamo con la mayor seriedad del caso y deben existir cambios para convertir a Colombia en un mejor país.

Sin embargo, todo debe guardar sus justas proporciones. Según el artículo 155 de la Constitución, un grupo representativo de ciudadanos equivalente al 5 % del censo electoral vigente puede presentar ante el Congreso de la República un proyecto de Ley o una Reforma Constitucional. Es decir, necesitarían 1.620.137 personas más para presentar un proyecto de ley por esta vía. Lastimosamente en el caso del 21N muchos no son tantos.

El 21N fue un absoluto éxito. Demostró que es posible hacer marchas sin generar desmanes en los bienes públicos, comunicó satisfactoriamente la inconformidad de un sector de la población y logró generar la necesidad que estos reclamos fueran incluidos en la agenda popular, tanto que el 26 de noviembre se celebró una reunión entre la denominada mesa nacional del paro y el presidente. No obstante, es necesario conservar las proporciones del caso, y entender que a pesar del 21N, el presidente Iván Duque todavía representa el voto de cerca de 10.400.000 colombianos.

Es indiscutible que existen reparos a como se ha manejado parte de los hechos alrededor del 21N. A pesar de esto, es necesario reconocerle al gobierno que ha presentado un plan de trabajo serio para generar la denominada #GranConversaciónNacional.

Es cierto que en muchos casos es posible que las minorías se sientan oprimidas y abandonadas por un sector mayoritario de la población. Pero que la reivindicación de derechos no se convierta en una dictadura de las minorías, ya que esto también ocurre.

*Taller de Opinión es un proyecto de
El Colombiano, EAFIT, U. de A. y UPB que busca abrir un espacio para la opinión
joven. Las ideas expresadas por los columnistas del Taller de Opinión son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de El Colombiano, ni las universidades
e instituciones vinculadas con el proyecto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

CATALINA ECHAVARRÍA A.

La deportista paisa se prepara para participar en la Expedición Polar (Polo Norte) de Dog Sledding.

$titulo

TRANCONES DECEMBRINOS

Habituales ahora, pero el reducido número de guardas y la indisciplina ciudadana agravan el problema.