<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
David Escobar Arango
Columnista

David Escobar Arango

Publicado el 14 de octubre de 2019

Amar el teatro

Querido Gabriel,

Tú sabes lo que el buen teatro puede producir en la gente. En el festival San Ignacio, gracias a Sergio y a Octavio Arbeláez, lloramos, reímos, nos incomodamos, nos cuestionamos. Desde que terminó la última función, hay imágenes que no me abandonan y frases que rebotan dentro de mi cabeza como una de esas pelotas locas con las que jugábamos de niños. El teatro se toma nuestra mente, nos agarra el corazón y nos lleva a un mundo inacabado para que lo terminemos de inventar. Nos enseña la vida en panorámica, como en el somero sobrevuelo de las alfombras mágicas de los cuentos persas. ¿Conversamos de lo esencial que es para una ciudad? Las historias de estas dos obras conmovedoras pueden servir para animar la tertulia.

Abrimos con Solitudes, de los vascos de Kulunka. Un canto a las rutinas más hermosas que componen una vida y construyen un amor. Todo transcurre en silencio, con los rostros tras inmensas máscaras de resina. Una pareja añosa persiste en las costumbres que se han convertido en la amalgama de su vida: limpiar la casa, repetir la discusión de siempre, ver televisión, perseguir esa mosca que ya es familia. Una campana del reloj de la sala inaugura el vespertino juego de cartas y su violenta dulzura. La danza de la victoria de la anciana, el movimiento de celebración futbolístico del viejo, los gestos de la derrota, siempre temporal, y la dicha de ambos en medio del juego, nos transportan al lugar donde se esconden los amores eternos. Ese hábito se niega a partir cuando ella muere en un accidente tragicómico que alista el alma del espectador para la nostalgia. El viejo persigue su gozo, a pesar de la ausencia; juega el verdadero solitario, lo intenta con su hijo que lo ignora y con la nieta que se rehúsa al lento transcurrir del tiempo. Pero los ríos siempre vuelven a su cauce, el universo se reconstruye tantas veces como sea necesario. Muchos fuimos, por un rato, ese viejo y nos preguntamos: ¿será posible el tierno amor que sobrevive las eras y excede la muerte?

Cerramos con Quiero decir te amo, obra argentina. Fuimos testigos de un amor que lucha por expresarse a pesar de la mala costumbre de otros tiempos de no nombrarlo - una amiga me decía esta semana que su madre jamás le dijo “te amo”-. El amor, sin embargo, siempre se abre camino. De la ilusión a la curiosidad, de la furia a la pasión, de lo inaudito a lo posible, del miedo a la confianza. Dos mujeres, una que escribe cartas, la otra, un diario íntimo, buscan el amor y lo encuentran donde no lo imaginaban. “Como que siento que el amor no está completo si no lo escribo”. La obra termina con el movimiento erótico más sutil que haya visto nunca. ¡No te contaré para que la veas cuando vuelva a la ciudad! Solo te digo que en los oídos de los cien privilegiados que llenamos la sala de Elemental Teatro, todavía retumba: “quiero que me digan te amo / quiero decir te amo”.

El Festival comenzó con el amor de los ancianos y cerró con el alba del amor, invirtiendo el ciclo tradicional del tiempo como solo el teatro puede hacerlo. Por eso, te propongo abrazar con gratitud a quienes viven el teatro, a quienes lo hacen posible; héroes necesarios para este tiempo y los que vienen, tal vez porque, aunque no solo amor hay en él, al final, únicamente el más profundo y elevado amor es capaz sostenerlo.

*Director de Comfama

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

ALFREDO MORELOS

El internacional futbolista colombiano ha marcado 21 goles en 25 partidos de la temporada 2019.

$titulo

BANDA “CENTENARIO”

Grupo criminal, desmantelado, que delinquía en Santander, comercializando medicamentos de control.