<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Taller de Opinión
Columnista

Taller de Opinión

Publicado el 17 de septiembre de 2019

Buenos y bonitos titulares

Por Susana Gaviria Gutiérrez

Universidad Pontificia Bolivariana
Comunicación - Periodismo, semestre 9
susana.gaviriag@gmail.com

La sociedad se ha acostumbrado a ser de doble moral y por ratos sensacionalista. O mejor dicho, Colombia es un país sensacionalista y con muchas personas a las que parece no importarles el dolor ajeno. La muerte golpea las puertas de los colombianos a diario: sin avisar, busca, a partir de los jóvenes, sin escatimar víctima.

Eso sucedió con los dos niños de Medellín -Marlon Andrés Cuesta y Sindy Johana Toro- quienes fueron encontrados asesinados en agosto pasado. Antes que ellos fueron muchas más las víctimas.

Solo en los últimos cuatro años, en Medellín han sido asesinados 147 menores de edad, pero que solo son noticia en el momento de darse a conocer el hecho para más adelante comenzar a ser parte de la fría estadística. El dolor dura poco y la indignación también: las noticias dejan de resonar en los oídos de los colombianos.

Posiblemente las personas recuerden más la jugada de Mario Alberto Yepes, en el Mundial de Fútbol de Brasil, con el famoso “era gol de Yepes”, que de Miguel Ángel, de 2 años, asesinado en Medellín por su padrastro en complicidad con la madre del menor.

Tal vez nos parece demasiado tiempo el que ha transcurrido desde aquel 4 de diciembre de 2016, día en que un prestante ingeniero de la capital raptó y posteriormente violó y asesinó a Yuliana Zamboní, pero devolviéndonos en el tiempo sabríamos que no ha pasado tanto y que, sin embargo, ya se ha olvidado. Son tantos los acontecimientos que se presentan en los titulares de prensa e informes policiales, tantos los niños, tantos los sucesos de tal categoría que quizá hacen olvidar los demás con demasiada facilidad, y cada hecho es más atroz que el anterior, pero no para las familias en duelo, porque cada una sufre su propio dolor. Son tantos los muertos y tan poco el tiempo que impiden elaborar un duelo social.

Pero no debería significar que la costumbre a las malas noticias diarias sea el panorama. Al contrario, la sociedad debería encontrar en dichos hechos repugnantes el aliciente para mejorar, dejar la excusa de que “si no es conmigo está bien”. Las nuevas generaciones estamos llamadas a no tragar entero, a cuestionar cualquier hecho salido de la normalidad, de cuidar a los más jóvenes y velar por su bienestar y sano crecimiento.

*Taller de Opinión es un proyecto de
El Colombiano, EAFIT, U. de A. y UPB que busca abrir un espacio para la opinión
joven. Las ideas expresadas por los columnistas del Taller de Opinión son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de El Colombiano, ni las universidades
e instituciones vinculadas con el proyecto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

RUTA N, 10 AÑOS
Una década consolidando las inversiones y la política pública en ciencia, tecnología e innovación.

$titulo

CAMPAÑAS OPACAS
Consejo Nacional Electoral reveló los candidatos que no han reportado las cuentas de sus campañas.