<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
David Escobar Arango
Columnista

David Escobar Arango

Publicado el 27 de octubre de 2019

Ciudadanía e instituciones

Querido Gabriel,

Esta semana he escuchado varias preguntas asociadas con el resultado de estas elecciones. “¿Qué irá a pasar con la ciudad?”, “¿quién manejará las Empresas Públicas?”, “¿qué ocurrirá con las 4G?”, “¿será que Buen Comienzo se expandirá?”, “¿cómo retomaremos la senda de disminución de homicidios?”, “¿seguirá agravándose la contaminación del aire?”. Como tú, espero que cada persona vote y vote bien, a consciencia, luego de observar, escuchar y leer. Ya veremos, pero en medio del escepticismo y la preocupación, estas conversaciones me hacen pensar que seguimos actuando como si la democracia fuera solamente representativa e indirecta. ¿Qué tal si hablamos de lo que nos corresponde hacer y decir, no solo hoy, día de elecciones, sino todos los días?

Hay quienes creen que elegimos dictadores para periodos de cuatro años; votan y se quedan mirando el ombligo. Nos equivocamos al delegar nuestro presente y futuro en los gobernantes. Como extrañando las monarquías, muchos piensan que los líderes políticos son los únicos responsables de salvarnos, de decirnos cómo vivir y cómo resolver nuestros problemas. En otro extremo, algunos, legítimamente descontentos, pero que igual parecen buscar en el poder todas las respuestas, prefieren la protesta y la movilización masiva como única solución. ¿No te asusta el riesgo de caer en la violencia de las masas humanas, que pueden, incluso sin querer, convertirse en hordas? ¿Será que hay un punto medio para la moderación comprometida y activa?

¿Qué tal pensar en la ciudadanía como una disciplina? Veamos la protesta como último recurso y los deberes ciudadanos como un mantra, una especie de religión laica. Ejerzamos el deber de proponer, de escribir ideas, pensar soluciones, explorar el mundo para traer ciencia y consciencia a nuestra tierra. Promovamos ese otro deber, que las redes facilitan, de cuestionar cada decisión que no compartamos. Alentemos el desacuerdo, privado o público, dependiendo del tema, del estado de las cosas o del momento. Celebremos el deber ciudadano más hermoso, el de participar y empoderarnos. ¿Quiénes prestamos atención a las sesiones del Concejo, al informe de Medellín Cómo Vamos, o a las discusiones del presupuesto de la ciudad, mayor que el de casi todas las empresas del País?

Por otro lado, ¿te has preguntado últimamente por las organizaciones privadas, con o sin ánimo de lucro y su papel en la democracia? A Nicanor Restrepo le oí alguna vez que no puede haber empresas productivas en regiones improductivas, violentas e injustas. Las empresas deben tener barrio, hasta las más grandes multilatinas, y estar presentes con audacia en la democracia local y sus reflexiones. Además, a las instituciones privadas con un rol de interés colectivo nos corresponde, no solo el compromiso de aportar y trabajar con quienes ganen este domingo, y seguir contribuyendo al progreso, sino que, deberíamos tener el coraje para el desacuerdo respetuoso, persistente, insistente, cada que haga falta, aunque incomode. Las cámaras de comercio, los gremios, Proantioquia, las cajas de compensación, las fundaciones, las organizaciones sociales y las universidades tenemos que ser capaces de combinar las alianzas y aportes constructivos con la necesaria discusión. Instituciones y ciudadanos debemos construir y participar, proteger lo construido con valentía, exigir resultados y proponer un futuro del que nos sintamos orgullosos, en el que nadie resulte excluido. Solo practicando una ciudadanía amplia, llegaremos un día a merecerla y disfrutarla plenamente.

*Director de Comfama

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

LA HUELLATÓN
Campaña cívica del Área Metropolitana, para rechazar el uso de la pólvora, proteger los animales y reforestar.

$titulo

CARLOS CORONADO YANCÉS

Ex secretario General de la Alcaldía de Cartagena, destituido por irregularidades en contratación.