<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Bernardo A. Guerra Hoyos
Columnista

Bernardo A. Guerra Hoyos

Publicado el 29 de mayo de 2022

Colombia en la encrucijada

Dícese, por parte del diccionario de la Real Academia, que una encrucijada es un cruce de caminos que tienen destinos diferentes.

Así, nuestro país tiene hoy —día de elecciones— un camino que conduce a un cambio, dentro del orden, de obediencia a la Constitución, al Estado de derecho. Un cambio por el respeto a la vida, a la iniciativa individual y colectiva y el derecho a la propiedad privada. A un Estado que asegure la vigencia de la ley, los derechos de los ciudadanos, no solamente a la vida, sino también a una vida digna, a la salud, al empleo formal y bien remunerado, a la seguridad social, a los ahorros pensionales y a una educación sin sesgos políticos, pertinente, calificada y libremente accesible. A un Estado que retorne la seguridad en campos y ciudades de todo el país. Que proteja a niños, jóvenes y adultos mayores que hoy carecen de una pensión y medios de subsistencia.

Esta opción de cambio es la de Federico Gutiérrez, un hombre honesto, cercano al pueblo, prudente, pero firme cuando se trata de combatir el delito y la corrupción. Lo conocemos suficientemente en nuestro departamento. Ha tenido un destacado desempeño como concejal y alcalde de Medellín. Su administración fue calificada como la mejor del país en su momento y asumió un liderazgo enérgico cuando le correspondió afrontar crisis tan delicadas como la de Hidroituango, proyecto que se logró salvar gracias a su acertada dirección.

Federico Gutiérrez —Fico, como se le conoce— es un hombre diáfano y sin tacha.

Del otro lado está una candidatura que se ha distinguido por su populismo, sus afirmaciones sin fundamento, sus propuestas absurdas, sus mentiras y sus falsedades, como la de que se estaba tramando un golpe de Estado para aplazar las elecciones. ¡Vaya desatino!

Ha propuesto cosas tan sin sentido como una reforma tributaria para recaudar 50 billones (¡hágame el favor!), el “perdón social” (y judicial) para los corruptos y narcos condenados por sus fechorías, expropiar o “democratizar” la propiedad privada de inmuebles urbanos y rurales o sacarles 18 billones a los ahorros de los trabajadores en los fondos de pensiones.

¿Se podrá manejar el país con esa clase de liderazgo?

Tenemos ejemplos muy cercanos y terribles de lo que ha sido en la práctica el populismo representando por el errado socialismo del siglo XXI.

En Venezuela, décadas atrás el país más rico de América Latina, con las mayores reservas de petróleo del mundo, la economía explotó en medio de la inflación desbordada y la mayor contracción de su historia. El pueblo venezolano ha padecido enormes dificultades.

Votemos bien hoy, con conciencia y responsabilidad, no sea que nuestra amada Colombia se nos vaya por un desfiladero semejante.

Post Scriptum: Personas que tienen por qué saberlo afirman que el caso de la administración central de Quintero en Afinia es de más alcance y dimensión que el de los hermanos Moreno en Bogotá. Pronto se conocerán sus ilícitos y las decisiones judiciales, según aseveran 

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas