<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Elbacé Restrepo
Columnista

Elbacé Restrepo

Publicado el 17 de junio de 2019

COMO SACANDO LA BASURA

Lamento no celebrar el Día del Padre en este artículo y en cambio ocuparme de un asunto diametralmente opuesto y doloroso: el abandono de los viejitos por parte de sus familias.

Pese a que la Ley 1.850 de 2017 establece medidas de protección para esta población en Colombia y penaliza el maltrato y el abandono hacia ellos, basta cruzar la puerta de un hogar geriátrico para saber cuántos pares son tres moscas. Las edades más vulnerables de la persona son la primera infancia y la vejez, pero si no media el corazón, de poco o nada valen las leyes que se expidan para su protección. La primera responsabilidad es de la familia. Si esta falta, se supone que el Estado tiene la obligación subsidiaria y la sociedad en general la responsabilidad solidaria, pero la indiferencia suele ser más poderosa que la letra muerta de un decreto.

El panorama es desalentador. Casos como el de un anciano en situación de calle, donde ya se estaba volviendo el alimento preferido de las ratas; el de una señora que toda la vida trabajó para una comunidad de religiosas, pero cuando su cuerpo no dio para más fue llevada a un asilo y se olvidaron de ella; o el de quienes llevan a sus padres, pagan dos meses y luego se esfuman, cubiertos por información falsa que entregaron a la hora del registro, son más comunes de lo que nos enteramos.

Según el Estudio Nacional de Salud, Bienestar y Envejecimiento (Sabe), solamente un adulto de cada diez ha cotizado para obtener una pensión en su vejez y las ayudas estatales para atenderlos integralmente llegan a uno de cada cinco. Además, se estima que antes de 2021, o sea a la vuelta de la oreja, en el país habrá una persona mayor de 60 años por cada dos adolescentes.

Por fortuna, hay ángeles en la tierra. El Edén del Abuelo es una corporación llena de ellos. Y no es la única, pero visitarla me permitió saber que trabajan con la cutícula para que los ancianos bajo su cuidado reciban un trato digno y cariñoso, atención médica, recreación, una cama limpia, una sopa caliente y un techo seguro, independiente de que puedan pagar o no una mensualidad.

“Un anciano necesita poco, pero ese poco lo necesita mucho”. Y mucho es mucho. En El Edén sueñan con comprar las dos casas que ahora ocupan en arrendamiento para poder atender a más viejitos y mitigar, sin angustias económicas, el abandono, la soledad y las necesidades generales de los ancianos que atienden.

Vincularse a esta obra es muy fácil: Mediante alguno de los planes de apadrinamiento o a través de una donación voluntaria en dinero o en especie para que los viejitos vivan en condiciones dignas hasta su muerte. Informes en el 3176479943, con el señor Fernando Castrillón, director de la obra.

Los benefactores reciben un certificado de donación que se traduce en alivios tributarios, con vigencia por el periodo fiscal correspondiente. Además, tiene la posibilidad de utilizar un cupo en los hogares, a título personal o familiar, sin ningún costo o con rebajas muy significativas. Les dejo la inquietud.

No podemos considerarnos una sociedad civilizada, ni siquiera humana, mientras episodios tan dolorosos como el abandono persista entre nosotros. Como sacando la basura de la casa, así de fácil se desencartan muchas familias de sus viejos.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

MUSEO DE ARTE MODERNO

Hoy abre al público la exposición “Dan Flavin, Espacio y Luz”, organizada con la Dia Art Foundation.

$titulo

EDUARDO ANDRÉS MERCHÁN P.

Capitán de la Policía, sancionado por la Procuraduría por la violación de una teniente de la institución.