Taller de Opinión
Columnista

Taller de Opinión

Publicado el 20 de marzo de 2019

¿Cuál cielo azul?

Ya ni sabemos qué es peor, si respirar o no. La situación de la calidad del aire en Medellín ha sido preocupante desde hace ya varios años. Unas investigaciones realizadas por el grupo de Geología Ambiental e Ingeniería Sísmica de EAFIT demuestran que, desde el 2017, respiramos un aire compuesto por material particulado proveniente de “fragmentos muy pequeños de las llantas y [de] fragmentos metálicos que pueden venir, o de los frenos de los carros, o del motor producto de la combustión” (2017). Tenemos que entender que este no es un tema coyuntural, que no es un tema del pico y placa ambiental; es un tema sobre salud pública, como lo ha dicho la Organización Mundial de la Salud.

El problema del aire tiene infinidad de factores causales, que llevan perpetuándose durante bastante tiempo y apenas nos están pasando factura. La excesiva población, la enorme cantidad de vehículos particulares (carros y motos), la emisión de gases de empresas, el comportamiento de los vientos (dirección y velocidad), entre otras son causantes de la problemática del aire en Medellín. El Área Metropolitana del Valle del Aburrá ha tomado diferentes medidas para desacelerar los efectos nocivos que tiene el aire sobre el cuerpo humano; el pico y placa ambiental y preventivo (carros y motos), el control de emisión de gases industriales y las frecuentes evaluaciones del ICA (Índice de Calidad del Aire). Ayudemos nosotros también, cambiando nuestros hábitos de vida y siendo más amigables con el ambiente. El típico comentario, “Ese pico y placa me tiene jodido. Eso no es contaminación, es solo neblina”, está pasado de moda. Como ciudadanía tenemos la responsabilidad de captar que poco importa la comodidad que nos brinda el carro y que es nuestro deber trabajar, con lo disponible, para contribuir a la mejoría de la calidad del aire. ¿Qué preferimos, entonces, andar cómodos en nuestro carro o ayudar a que el ambiente sea seguro?

Lo complicado de esto es que, para generar un impacto positivo en la calidad del aire, necesitamos replantear todas nuestras costumbres. Mudar de nuestra cultura egoísta (que solo responde a nuestros propios intereses) y adoptar una cultura ciudadana que nos lleve a un mismo objetivo: trabajar juntos para evitar que el aire que respiramos nos mate.

*Taller de Opinión es un proyecto de
El Colombiano, EAFIT, U. de A. y UPB que busca abrir un espacio para la opinión
joven. Las ideas expresadas por los columnistas del Taller de Opinión son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de El Colombiano, ni las universidades
e instituciones vinculadas con el proyecto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    VICTOR CAMPEANERTS
    El ciclista belga batió en Aguascalientes el récord de la hora, superando los 55 kilómetros.

    $titulo

    ATAQUE A OLEODUCTO
    Hay emergencia ambiental y ecológica en Tibú por varios ataques al oleoducto Caño-Limón Coveñas.