<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Taller de Opinión
Columnista

Taller de Opinión

Publicado el 15 de junio de 2020

De héroes a mártires y ahora villanos

Por Daniel González Monery

Universidad del Atlántico
Lic. Ciencias Sociales, semestre 8
moneri11@hotmail.com

Tras más de 3 meses de respuesta heroica y de duro trabajo de nuestros médicos, personal de enfermería, auxiliares y el resto de los profesionales de la salud ante la fatalidad y mortandad de la pandemia, en Colombia y en el mundo, somos muchos los que vemos con estupor y preocupación cómo proliferan las amenazas, intimidaciones y discriminaciones de personas dispuestas a “sangrar” a nuestros galenos, a quienes incluso acusan de ser parte de lo que la opinión pública ha llamado “cartel de la covid-19”.

Difícil imaginar un acto más ruin que amedrentar de esa manera a quien, sobre todo en las circunstancias actuales, día a día arriesga su propia vida en la tarea de salvar otras. Más vil aún, extender el mensaje amenazante a su familia. El médico José Julián Buelvas, quien trabaja en la Clínica Materno Infantil Adela de Char en el municipio de Soledad, Atlántico, pasa por días amargos, luego de que al llegar a su lugar de trabajo, encontrara un panfleto y hasta una corona fúnebre. Lo más triste es que este caso no es el único: ya se han registrado en el país varios de discriminación e intimidaciones a quienes laboran en el sector salud.

“Doctor, si no se va matamos a su esposa e hijos”. Esta amenaza de muerte rezaba en un cartel en un conjunto residencial en Bogotá. Hay que apresar a estas personas porque del dicho al hecho –hoy– hay poco trecho. Y ubicar a los asesinos potenciales que quieren acabar con los profesionales de la salud quienes, en poco tiempo, pasaron de ser héroes y mártires, aplaudidos y vitoreados por la gente, para convertirse en villanos y casi que objetivos militares de mentes criminales.

Hechos como este no solo deben ser rechazados y condenados, como es lógico, sino que tienen que llevar a renovar el respaldo y el voto de confianza y gratitud de toda la sociedad hacia los profesionales de la salud. Sin embargo, no podemos decir, ni asegurar, que no existan errores, negligencias o deficiencias, pero, de existir, estas no se deben, estoy seguro, a un deseo del profesional por recibir algún incentivo económico, sino a la extrema dificultad de una ciencia, todavía inexacta, unida a la asfixiante presión a la que la sociedad les sometemos. Los médicos no son los malos ni villanos del paseo. Que eso quede bien claro. Sus vidas también son valiosas.

*Taller de Opinión es un proyecto de
El Colombiano, EAFIT, U. de A. y UPB que busca abrir un espacio para la opinión
joven. Las ideas expresadas por los columnistas del Taller de Opinión son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de El Colombiano, ni las universidades
e instituciones vinculadas con el proyecto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas