<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
David González Escobar
Columnista

David González Escobar

Publicado el 18 de marzo de 2022

Despromediando el Senado

Al momento de escribir esta columna, el preconteo indicaba que la distribución de las curules del Senado se verá así: Pacto Histórico, 16; Conservador, 16; Liberal, 15; Centro Esperanza, 14; Centro Democrático, 14; Cambio Radical, 11; la U, 10; y el Mira, 4.

El Pacto Histórico es la nueva fuerza política más importante del país. Sin embargo, decepcionaron sus pronósticos: tuvieron un resultado bueno, mas no espectacular. La Centro Esperanza —con nueve senadores del Verde, la mayoría afines a Petro— obtuvo un número mayor al esperado. El gran ganador es la izquierda. Los partidos tradicionales también ganaron: Conservador, Liberal, Cambio Radical y la U demostraron ser grandes electores a pesar de su desprestigio. Sin Uribe, el Centro Democrático perdió mucha fuerza, pero posicionó nuevas caras. Modestas victorias y modestas derrotas. El gran quemado fue el Nuevo Liberalismo y el ego de los Galán: ¿será el voto de opinión en las legislativas muy poquito para mucha gente?

Pero con dinámicas regionales tan heterogéneas, sirve despromediar los resultados. Cosas interesantes empiezan a aflorar.

Supongamos que las elecciones hubiesen sido nada más en Bogotá. Las curules se verían así: Pacto Histórico, 30; Centro Esperanza, 22; Centro Democrático, 15; Liberal, 6; Mira, 6; Nuevo Liberalismo, 6; Cambio Radical, 5; Conservador, 4; la U, 3; y Fuerza Ciudadana, 3.

Los partidos tradicionales son los grandes perdedores en Bogotá, donde vive casi el 20 % de la población del país y donde impera el voto de opinión. La U, Cambio Radical y el Conservador apenas pasan el umbral, mientras que el chambuscado Nuevo Liberalismo habría obtenido seis curules. Sin embargo, lo que más resalta son los grandes ganadores de la capital: el Pacto sería la abrumadora mayoría. La capital se fue a la izquierda. Las legislativas sugieren que una porción significativa del voto de opinión urbano de “centro” se fue al petrismo. Los resultado de la Cámara lo respaldan. La letárgica y moribunda campaña que protagonizó el “centro” pasó la cuenta. Francia Márquez no solo sacó más votos que Fajardo y Alejandro Gaviria a nivel nacional: también los superó en su natal Bogotá.

Ahora hagamos el mismo ejercicio para Antioquia: Centro Democrático, 24; Conservador, 20; Liberal, 15; Centro Esperanza, 15; Pacto Histórico, 9; Cambio Radical, 5; la U, 5; Fuerza Ciudadana, 4; y Mira, 3. El Centro Democrático no le gana al Pacto Histórico y Centro Esperanza. En Antioquia, el voto de opinión de derecha uribista conquista, pero no en la magnitud del petrismo en Bogotá. Las gamonales siguen mandando: los barones electorales del Conservador y la aceitada maquinaria Liberal están lejos de estar muertos. Mismo caso de la U y Cambio Radical en la costa.

El voto de opinión juega un papel más importante en las elecciones presidenciales que en las legislativas. Petro y la izquierda ya tienen mucho terreno ganado, se comieron al centro. Fico, la nueva cara de la derecha, arranca en pendiente: sin maquinarias, las legislativas sugieren un panorama en el que será difícil que el carro le suba 

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas